28 ago. 2014

Elder gods / Dioses arcanos.


Historia.

Los Dioses Arcanos son seres increíblemente poderosos y cuyo origen se remonta a billones de años en el pasado, cuando la Tierra todavía estaba en proceso de enfriamiento. El ser conocido como Demiurgo, nacido a partir de energías mágicas naturales de la Tierra, adquirió forma física al entrar en contacto con la primera vida orgánica en el planeta. 

Al parecer, Demiurgo tenía conocimiento de las condiciones que debían darse en el planeta para que la vida en él se desarrollara de forma fructífera, sabiendo que la diversidad era algo básico para el desarrollo, decidió difundir su esencia, sus energías etereas, por todo el planeta en múltiples fragmentos cada uno de los cuales fue el origen de un nuevo organismo, los seres conocidos como los Dioses Arcanos que gobernarían la Tierra durante billones de años, es por ello que a Demiurgo se le conoce como la encarnación de la Creación.

Se desconoce el número de Dioses Arcanos nacidos a partir de Demiurgo, aunque si se conoce el nombre de algunos como el de Gea, Diosa de la Tierra, Ch'thon , dios de la magia negra, Osthur, dios de las estrellas, Set, el Dios del Caos y otros como Hyppus, Isuus, el ser conocido únicamente como el Salvaje o Gibborin Estos Dioses Arcanos comenzaron a actuar en función de su carácter así, Osthur abandonó la Tierra debido a su fascinación por las estrellas, dedicándose durante milenios a recorrer el espacio, Gea por su parte se convirtió en protectora de la vida y se dedicó a cuidar y alimentar a las primeras criaturas vivas que aparecieron primero en los Océanos y después sobre la tierra del planeta mientras que Chthon comenzó a manipular las energías ambientales del cosmos convirtiéndose en el primer hechicero de la Tierra, el Dios Arcano uso su magia sobre los seres inferiores que poblaban el planeta y en un momento dado comenzó a transcribir sus hechizos mágicos en un legajo de pergaminos que mas tarde sería conocido como el Darkhold. Pero sin duda el hecho mas importante fue el llevado a cabo por Set, el cual buscaba alzarse como amo absoluto del nuevo planeta.

El Dios del Caos descubrió que podía aumentar su poder si se alimentaba de otros Dioses Arcanos, y tras matar y consumir a uno de sus hermanos se convirtió en el primer asesino en la historia del planeta, el proceso efectivamente aumentó su poder pero provocó que degenerara en demonio asumiendo la forma de una gigantesca serpiente. Los demás Dioses Arcanos siguieron el ejemplo de su hermano lo que dio lugar a una lucha entre hermanos en que muchos murieron y otros fueron transformados en demonios, únicamente Gea quedó al margen de esta orgía de asesinato y destrucción quedando su estado intacto.

Preocupada por los efectos sobre la creciente vida en el planeta por culpa de la guerra entre Dioses, Gea convocó a Demiurgo el cual se unió a la Diosa de la Tierra para crear un campeón, Atum el dios del Sol, que descendió a la Tierra y combatió a los Dioses Arcanos ahora transformados en demonios. Con el poder del sol a su disposición, Atum acabó con la mayor parte de los Dioses Arcanos destruyendo su forma física y absorbiendo las energías que estos dejaban atrás en su interior, por desgracia esto provocó que él mismo mutara en una forma demoníaca propio transformándose en Demogorgo, el Devorador de Dioses. 

Demogorgo acabó con todos los Dioses Arcanos a excepción de Set y Ch'thon que unieron sus fuerzas para hacer frente al Devorador, pero ni la unión de los poderes de estos dos poderes seres fue capaz de acabar con Demogorgo y el dios de la magia negra usó un hechizo para escapar de la Tierra en dirección a otra dimensión, aunque su esencia quedó impresa en el Darkhold a la espera que alguien lo convocara en el futuro y pudiera regresar a la Tierra, siguiendo el ejemplo de su hermano, Set también escapó a una dimensión adyacente evitando así la destrucción. 

Acabada la guerra, Demogorgo expulsó las energías de los Dioses Arcanos que, con su cuerpo físico destruido, quedaron atrapados en otra dimensión (que o bien era el Limbo o tenía alguna relación con él).

Un tiempo después, Oshtur regresó de su viaje por las estrellas solo para ser testigo de la guerra que había asolado la Tierra y que su hermana Gea era la única de los Dioses Arcanos a la que se le había permitido quedar en la Tierra. El Dios de las estrellas, no deseando alterar el equilibrio que imperaban en la Tierra, decidió auto exiliarse a otra dimensión.

Pasaron millones de años, y sobre la Tierra reinaban los dinosaurios y los reptiles, pero una nueva raza luchaban por abrirse paso, los mamíferos. Tras largo tiempo reuniendo energías, Set logró obtener el poder suficiente para regresar a la Tierra, de nuevo la maldad de Set amenazaba el planeta y nuevamente Gea convocó a Atum que descendió de los cielos para combatir al Dios del Caos. 

Transformado nuevamente en Demogorgo, el Devorador de Dioses combatió con tra el Dios-Serpiente hasta que este, con sus poderes prácticamente agotados, regresó a la dimensión del exilio. La guerra entre el Dios Arcano y el Demogorgo fue la causa de la extinción de los dinosaurios y gran parte de los reptiles, mientras que los mamíferos, protegidos por Gea, se convertían en el futuro del planeta.


Tras la batalla entre Demogorgo y Set, la situación de los Dioses Arcanos quedó de la siguiente manera. Todos los Dioses Arcanos estaban atrapados en una dimensión adyacente a excepción de cuatro de ellos, Gea, Set, Oshtur y Ch'thon, los cuales crearon unos reinos místicos acordes a sus personalidades, así, Oshtur creó un plano astral, Gea el reino de Avalon casi idílico mientras que Set y Ch'thon creaban reinos mas oscuros (la dimensión de Set y la dimensión de Ch'thon). 

Precisamente estos dos Dioses Arcanos intentaron regresar a la Tierra en varias ocasiones, las últimas en tiempos recientes, el dios del caos uso la Corona de la Serpiente para atravesar las barreras en dirección a la Tierra, el último de estos intentos desembocó en la crisis conocida como Atlantis Ataca, por su parte Chthon, cuya esencia se encontraba en el Darkhold, aprovechó el ansia de saber arcano de algunos humanos para tentarlos para que abrieran el portal a la Tierra, uno de estos intentos fue abortado por Morgana LeFay y los Caballeros de Wundagore mientras que los dos siguientes, que terminaron con la posesión de un mutante por parte del Dios Arcano, terminó con la derrota de este por parte de diferentes grupos de Vengadores. Oshtur por su parte se convertía en protector del reino místico uniéndose a Agamotto y Hoggoth formando la trinidad conocida como los Vishanti.

Pero fue sin duda Gea quien mayor influencia tuvo sobre la Tierra, además de convertirse en protectora de los seres vivos del planeta, se unió a una encarnación de Demogorgo para dar vida a una nueva generación de dioses que formarían los diferentes panteones de la Tierra.

Por su parte, los Dioses Arcanos atrapados en el Limbo (o una dimensión adyacente), entraron en contacto con Belasco, un hechicero y experto en magia negra del Siglo XIII, que hizo un trato con ellos, él les posibilitaría el cruzar las barreras dimensionales entre su cosmos y la Tierra mediante un hechizo realizado en el Amuleto de Sangre, que se activaría con las místicas Piedras de Sangre, y a cambio los Dioses Antiguos le concederían enormes poderes místicos y la inmortalidad. 

Los Dioses Antiguos también lo escogieron para ser padre de una nueva raza de demonios, y para ello lo transformaron parcialmente en Demonio, dándole cuernos y rabo entre otros rasgos, hay un relato emitido por el propio Belasco y que no ha sido confirmado, en le que se afirma que Belasco secuestró Beatrice, esposa de Dante, a la que escogió para ser la madre de la nueva raza de demonios, buscando a su mujer, Dante encontró al hechicero y se produjo un enfrentamiento entre este y Dante que terminó con la derrota de Belasco y la huida de Beatrice y Dante, huida durante la cual el medallón se perdió.

Siglos mas tarde, Belasco recuperó el medallón que le permitiría traer a los Dioses Antiguos a la Tierra, tomó el control mental de Shanna O'Hara con la intención de convertirla en madre de su nueva raza demoníaca, y tras colocar la quinta piedra en su lugar, comenzó a recitar el hechizo. Pero justo cuando los Dioses Arcanos estaban a punto de emerger a través de una brecha interdimensional, el amante de Shanna, Ka-Zar, intervino arrebatándole al hechicero el medallón, y arrojándolo a la lava del volcán. La brecha se cerró, atrapando de nuevo a los Dioses Antiguos. 

Estos en venganza, destruyeron aparentemente a Belasco, aunque en realidad lo aprisionaron en la dimensión conocida como el Limbo, sin embargo aún en su derrota, Belasco preparó un plan de contingencia para regresar a la Tierra mediante un anillo que contenía la última Piedra de Sangre que le permitiría regresar a Pangea .

El tiempo transcurre en el Limbo a distinta velocidad que en la Tierra, mientras en el primero pasan años, en la segunda pueden haber pasado solo meros instantes. Por ello es muy difícil determinar cuanto tiempo permaneció allí Belasco. El hecho es que tras un tiempo, Belasco se convirtió en el amo absoluto del reino, y se enfrentó y venció a la Patrulla X de una tierra alternativa.

Tiempo después Belasco secuestró a Illyana Rasputin, la hermana menor de Coloso, que solo contaba con ocho años. Coloso, acompañado del resto de la Patrulla X, viajó hasta el Limbo para rescatar a su hermana, y allí hubieron de combatir contra los demonios al servicio de Belasco. 

Finalmente, ayudados por la Tormenta que pertenecía a la Patrulla de la otra tierra, lograron escapar del Limbo a través de unos portales temporales. Sin embargo, Belasco capturó a Illyana cuando la Patrulla estaba regresando a la Tierra. Por medios místicos, Belasco infundió parte de su maldad en la niña, lo que le otorgó cierto control sobre ella, al tiempo que a la niña le dotaba de un gran poder místico. 


Illyana se convirtió en discípula de Belasco, que planeaba utilizarla para completar el Amuleto de Sangre y liberar de su prisión a los Dioses Arcanos una vez que alcanzara la madurez. Sin embargo, tras cumplir los catorce años Illyana derrotó a Belasco en combate y lo expulsó del Limbo, convirtiéndose en su nueva ama, tras esto regresó a la Tierra, pero debido a las especiales características del tiempo en el Limbo, cuando regresó habían pasado solo unos segundos desde el regreso de la Patrulla X, y se convirtió en Magik, uniéndose a los Nuevos Mutantes.

Pero Belasco había estado manipulando mágicamente los acontecimientos en Pangea para obtener su liberación, así que cuando Kazar le puso a Shanna el anillo regresó a la Tierra Salvaje. En esta ocasión pretendía convertir a Ka Zar y Shanna en demonios que serían los padres de una raza demoníaca y también pretendía encontrar a Illyana y utilizarla para traer por fin a los Dioses Arcanos a la Tierra. Sin embargo Ka-Zar le arrebató su espada a Belasco, y lo ensartó con ella mientras Shanna recitaba un encantamiento del libro de Belasco que lo hizo desaparecer junto con su espada.

En tiempos recientes, humanos que formaban parte del Proyecto Purgatorio dirigidos por el General Ulysses se instalaron en el Limbo y encontraron el Amuleto de Sangre que contenía tres de las cinco Piedras de Sangre. Los humanos, tentados por los Dioses Arcanos, planearon reunir las demás Piedras de Sangre y convocar a los Dioses Arcanos para vengarse de los demonios del Limbo que los habían acosado durante años (tiempo del Limbo). 

El plan de los Dioses Arcanos fue descubierto por Illyana Rasputin proveniente de otra dimensión en la que las entidades místicas habían triunfado, acabado con la Patrulla X, los Nuevos Mutantes y la vida en la Tierra. Decidida a evitar que en la Tierra 616 sucediera y que los seres que la habían acosado y torturado durante años triunfaran, Magik conspiró para usar a Legión, el Dios Mutante, para que acabara con los Dioses Arcanos.

Magik encabezó a los Nuevos Mutantes en un ataque contra el General Ulysses y los Niños (originariamente los bebes mutantes usados por los demonios para desencadenar Inferno) siendo derrotados y capturados, con Illyana capturada, usaron su Espada Alma para obtener de Hada (también prisionera) las dos Piedras de Sangre restantes. 

Con el Amuleto de Sangre completado, el General Ulysses convocó a los Dioses Arcanos que aparecieron en el Limbo, el humano intentó usar el artefacto místico para controlarlos pero los Dioses Arcanos acabaron con su vida y a continuación rasgaron el plano dimensional para acceder a la Tierra.


Entonces Magik liberó a Legión, el cual uso su poder para borrar a los Dioses Arcanos de la existencia y a continuación destruyó el Amuleto de Sangre, devolviendo las Piedras de Sangre (y con ellos sus pedazos de alma) a Illyana y a Hada. Con la destrucción de los Dioses Arcanos encerrados en la dimensión que les servía de prisión, únicamente Gea, Oshtur, Set y Chthon quedaban con vida.

Poderes y habilidades.

Antiguas deidades de inmenso poder. Pese a algunas alianzas puntuales, los Dioses Arcanos actúan de forma individual.


Creados por Jack Kirby / Alan Zelenetz / Robert E. Howard / Roy Thomas / Jim Starling.
Entre los años 1960-1980.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes