28 ago. 2014

Proemial gods / Dioses proemios.


Historia.

En el principio de los tiempos, el Universo era joven y estaba henchido por el caos, pero era un caos surgido del vacío y de la falta de designio. La Consonancia Cósmica decidió extraer orden para equilibrar este caos. Para llevar a cabo este equilibrio surgieron los guardianes, concebidos por el designio y cada uno de ellos estaba decidido a mantener la consonancia cósmica, de extraer del caos orden y del orden designio. 

Estos guardianes carecían de voluntad y de conciencia para nada mas que las tareas que la Consonancia les había encomendado y para servir al Universo. Encargados de servir a la Consonancia y mantener el orden eran los Dioses Proemios, en principio había muchos pero solo se conoce el nombre de unos pocos, entre ellos Aegis, Tenebroso, Antífono, Brio de Vida y Diableri. 

Precisamente Diableri fue el creador de las motas del caos, pequeños seres dotados de parte del poder cósmico y que servían al Dios Proemio como ojos y oídos. Cada uno tenía su función, así Tenebroso era el encargado de la negrura, la materia viva que une el Universo y lo hace uno, Aegis por su parte era la encargada de la matanza selectiva de las divergencias y aberraciones del Universo vivo, Brio de Vida tenía la tarea de asistir a las nuevas formas de vida y Antífono era el encargado de vigilar la consonancia cósmica. 

Los Dioses Proemios sirvieron al joven Universo, manteniendo el delicado equilibrio entre el orden y el caos. Como resultado de su obra, el Universo creció y floreció, la vida se extendió sin control por incontables mundos siendo cada forma de vida diferente a las otras, esto provocó que la tarea de los Dioses Proemios se viera poco a poco reducida hasta que su era de poder terminó.

No todos los Dioses Proemios estaban dispuestos a aceptar su pérdida de poder, algunos como Diableri hacía tiempo que habían evolucionado adquiriendo conciencia propia, pero esta evolución había desembocado en oscura ambición y lejos de aceptar que su época había acabado, decidió rehacer el Universo a su imagen. 

Para lograrlo y usando argucias y engaños, corrompió a algunos de sus compañeros que buscaron seguir su oscura ambición, entre sus aliados mas destacados se encontraban Aegis y Tenebroso, otros como Antífono decidieron permanecer neutrales. Estalló una guerra entre los Dioses, hubo muerte y destrucción sin que ningún bando prevaleciera sobre el otro. Tal vez Diableri y su bando hubieran triunfado pero en su oscura ambición llevaron la guerra demasiado lejos y llevaron la batalla hasta Galactus y el Devorador de Mundos logró matar a Diableri y aprisionar a Tenebroso y a Aegis en las Kyln, generadores de energía de origen desconocido y alteradas por Galactus para sus propias necesidades. Se ignora si algún otro Dios Proemio fue encerrado en las Kyln aunque posteriormente entre sus ruinas se encontró el cadáver de Antífono.


Durante milenios, Aegis y Tenebroso permanecieron atrapados en las Kyln hasta que, procedentes de la Zona Negativa, la Oleada Aniquiladora atravesó el Crujido destruyendo las Kyln y liberando a Aegis y Tenebroso. 

Los Dioses Proemios todavía buscaban cumplir los planes de Diableri de alterar el Universo para sus fines, aunque para ello debieran exterminar millones de planetas para cercenar un Universo que, según ellos, estaba abarrotado de vida. Sin embargo, su primer acto fue de venganza y se aliaron con Thanos para actuar contra Galactus, los dos Dioses Proemios se enfrentaron a Galactus y a su heraldo, Silver surfer, a los que lograron derrotar y entregar a Thanos. Sin la oposición del único que podía detenerlos, Aegis y Tenebroso pasaron un tiempo buscando a sus antiguos camaradas, pero después de encontrar únicamente el cadáver de Antífono decidieron llevar a cabo ellos solos sus planes. Desgraciadamente para ellos, este retraso en sus planes permitió a Silver surfer y Galactus escapar de su encierro. 

El Devorador de Mundos envió a silver surfer en busca de sus dos ancestrales enemigos y Norrin los encontró entre las ruinas de las Kyln. Silver surfer intentó retener a Aegis y Tenebroso el tiempo suficiente para que su amo llegara pero los Dioses Proemios excedían con mucho su poder y lo dejaron malherido. Con su último aliento, Silver surfer arrojó sobre sus enemigos las energías de las Kyln matándolos aunque casi le cuesta la vida y solo la llegada de Galactus le salvó. Con la desaparición de Aegis y Tenebroso, es de suponer que los Dioses Proemios se encuentran extinguidos aunque es posible que algún otro hubiera sobrevivido.

Poderes y habilidades.

Los Dioses Proemios fueron creados por la Consonancia para poner orden en el caos que siguió a la creación del Universo. En un principio servían a la Consonancia, pero mas tarde se dividieron en dos bandos uno de los cuales estaba dirigido por Diableri.

Creado por Keith Giffen / Renato Arlem.
Año 2006. -Lean annihilation.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes