10 ago. 2014

Yondu.


Historia.

Yondu es un miembro de la tribu Zatoan de Centauri IV y el único miembro de su tribu que sobrevivió a la invasión de Alpha Centauri por los Badoon. Mientras Yondu realizaba el Haktu, el ritual de paso a la madurez de los Centaurianos, se encontró con el último colono humano que había sobrevivido a la invasión Badoon, Vance Astro, enviado 1000 años atrás a Alpha Centauri en crioestasis. 

Juntos, lucharon contra los Badoon, pero fueron finalmente capturados y llevados a la Tierra, también conquistada por los Badoon. Allí lograron escapar gracias a su ingenio y sus habilidades especiales, (y la ayuda, sin que lo supieran, del misterioso Halcón Estelar) y se encontraron con los únicos otros terrestres libres (Charlie-27 y Martinex), recién llegados de Plutón y, por equivocación iniciaron una lucha. Finalmente se dieron cuenta de que estaban del mismo lado y formaron los Guardianes de la Galaxia para luchar contra los Badoon. Después de consultar con Anthos, el dios de su planeta natal se reafirmó en unirse al grupo.

Durante la lucha contra los Badoon los Guardianes fueron ayudados por los Defensores, y otros héroes del siglo XX y por el enigmático Halcón Estelar, que terminaría uniéndose al grupo. Finalmente, lograron liberar la Tierra de los conquistadores Badoon, y los Guardianes de la Galaxia decidieron explorar la galaxia. En sus viajes, se les unió una joven mercuriana llamada Nikki y lucharon contra amenazas como el Hombre Topográfico o los Cosechadores de Arcturus.

Más tarde Yondu y el resto de los Guardianes lucharon contra el criminal cyborg Korvac y sus secuaces con la ayuda de Thor. Cuando Korvac huyó hacia el siglo XX los Guardianes de la Galaxia le siguieron. Una vez en el pasado, los Guardianes se encontraron con los Vengadores y, juntos, lucharon contra Korvac, ahora convertido en el omnipotente Enemigo. Yondu y el resto de sus compañeros murieron en el combate, pero fueron revividos por Korvac antes de morir él.

Los Guardianes de la Galaxia permanecieron un tiempo en el siglo XX tras esto, quedándose en la Mansión de los Vengadores, lo que les llevó a tener una autorización oficial del gobierno para permanecer allí, ganando el estatus de miembros honoríficos de los Vengadores. Mientras estaban allí, Vance Astro cambio la historia al hablar con su yo pasado, haciendo que el presente divergiera del futuro del que ellos procedían (aunque otras pruebas sugieren que el presente ya había divergido anteriormente). Los Guardianes volverían al siglo XX no mucho después, mientras perseguían por el tiempo el poder que antiguamente tenía Korvac.

Tras esto, Yondu encontró en uno de sus libros sagrados una imagen del legendario escudo del Capitán América, y los Guardianes se embarcaron en la búsqueda del escudo siguiendo lo que decía el texto. En la búsqueda, la fe de Yondu sufrió dos duros golpes: el primero, cuando los pacíficos habitantes de Cougar fueron masacrados por los conquistadores Stark tras un combate entre estos y los Guardianes, lo que llevo a Yondu a sentirse responsable de una masacre como la que sufrió su pueblo. 

El segundo y mas importante fue cuando descubrió que uno de los componentes de Fuerza, el grupo rival de los Guardianes en la búsqueda del escudo era una centauriana llamada Fotón. Yondu, al creer hasta entonces que el era el último de su especie, vio a Fotón como la última esperanza de supervivencia de su especie, y de reparar el ciclo roto. Pero Fotón, que había sido rechazada por su tribu cuando era niña debido a sus poderes mutantes, había rechazado completamente el ciclo y negó completamente las viejas costumbres, lo que destrozó moralmente a Yondu.

Debido a todo esto, Yondu tuvo una crisis de fe, que le llevo a volverse más salvaje y antisocial. Pese a algunos problemas, Yondu sirvió bien como Guardián contra amenazas como Rencor, Destrucción o la Iglesia de la Instrumentalidad. Precisamente cuando se enfrentaban a estos últimos, los Guardianes volvieron a encontrarse con Fuerza. 


Yondu, que había aceptado el rechazo de Fotón, se enfrentó a ella a muerte, y le rajó la garganta con un cuchillo. Interface, líder de Fuerza y padre adoptivo de Fotón, uso sus poderes de transmutación para mantener a Fotón con vida, y en venganza, desintegró la mano izquierda de Yondu. Yondu entonces se dio cuenta de que estaba actuando mal, y recobró su fe, hizo las paces con Fotón, aceptando su camino, y decidió no regenerar su mano como penitencia, transformándola en un instrumento de guerra.

Yondu siguió ejerciendo como Guardián, luchando en la Tierra contra los Castigadores, los Badoon y Rencor, hasta que el Custodio (antiguamente Estela Plateada) llegó a la Tierra, advirtiendoles de la llegada de Galactus. Pero Galactus había engañado al Custodio, y no se dirigía al Sistema Solar, sino a Alpha Centauri. 

Cuando los Guardianes se teleportaron allí, Yondu fue a parar a su mundo, Centauri IV, donde descubrió que no era el último de su especie, ya que toda una tribu había sobrevivido a la exterminación de los Badoon. Una vez los Guardianes de la Galaxia y el Custodio derrotaron a Galactus, Yondu decidió quedarse en su mundo, al ser el único hombre santo que había en la tribu y ser su responsabilidad conservar las antiguas enseñanzas de Anthos, y restaurar el ciclo de la vida de su planeta. Al estar nuevamente completo, Yondu aceptó regenerar su mano como gesto de despedida.

Tras un tiempo, el planeta fue cogido en una sacudida temporal, una anomalía cronológica causada por el viaje de sus compañeros Guardianes en el pasado, en el que crearon una linea temporal divergente donde los Badoon conquistaban Centauri IV siglos antes, y dicha linea divergente de algún modo se había sobreimpuesto con su linea temporal. 

Cuando Halcón Estelar llevo a los Guardianes a Alpha Centauri, asegurándoles que iban a necesitar a Yondu en su próxima visión, Yondu culpó a sus ex-compañeros de lo que había pasado, y se negó a ayudarles hasta que no arreglaran el problema. Halcón Estelar viajó al pasado y destruyó la divergencia, arreglando el tiempo de los Guardianes. 

Yondu aceptó acompañar a sus compañeros, indeciso sobre que sería más correcto, ejercer de hombre santo en su mundo, o patrullar la galaxia con los Guardianes. Finalmente, mientras se enfrentaba al demonio Mefisto y su hija Malevolencia, Yondu tuvo una visión que le aseguro que servía mejor a Anthos y su camino combatiendo contra el mal.

Desgraciadamente, Yondu tuvo una nueva crisis de fe, cuando, poco después, enfrentándose a los Tenientes de Rencor, uno de ellos, Escaner Mental, le mostró la posibilidad de que su dios, Anthos, fuera en realidad el dios loco, Thanos, oculto de sus enemigos, y que por tanto, Yondu había creído toda su vida a un dios malvado. 

Esto destruyó la fe de Yondu, al sembrar la duda en lo antes era una fe firme. Aún así, Yondu siguió sirviendo como Guardián, contra enemigos como Ripjak o Bubonicus, y fue junto a ellos en su última misión registrada, en la que viajaban a finales del siglo XX de su realidad, para impedir la Guerra de los Mundos que casi arrasó la Tierra. 

Pero un sabotaje en su nave provocó que los Guardianes acabaran en un tiempo y espacio desconocido. Su ultima aparicion fue, junto al resto de Guardianes de la Galaxia, en el siglo XX de la realidad principal, enfrentándose a los Nuevos Guerreros para detener las manipulaciones temporales de Advenimiento, pero dicha actuación fue borrada en el caos cronal siguiente. El paradero actual de Yondu, es, por tanto, desconocido.

Poderes y habilidades.

Algo superior a la humana, puede levantar unos 430 Kgs en condiciones ideales. Limitadas percepciones extrasensoriales místicas y la habilidad de controlar la dirección de sus flechas Yaka mediante un silbidoultrsónico. Es un maestro del tiro con su arco y flechas Yaka,que dirige mediante silbidos ultrasonicos. Su arco y flechas Yaka( metal sensible al sonido). Antiguamente usaba tambien una daga hecha de yaka.


Creado por Arnold Drake / Gene Colan.
Año 1969.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes