6 ago. 2014

Cosmo, the space dog / Cosmo, el perro espacial.


Historia.

Cosmo es un perro cruce de labrador y golden retriever. Se especula que Cosmo fue uno de los perros enviados en una cápsula espacial durante los primeros años del programa espacial de la Unión Soviética, pero que se perdió contacto con ella. Como adquirió poderes psiónicos, inteligencia avanzada y la capacidad de hablar se desconoce así como llegó hasta Sapiencial, el último lugar de la creación situado en la cabeza decapitada de uno de los Celestial en el borde mismo del Universo. 

En un momento dado, Cosmo se convirtió en jefe de segurdiad de Sapiencial usando sus poderes para mantener el orden entre las distintas delegaciones que visitaban Sapiencial para el estudio del Universo desde la única plataforma segura en el lugar.

Tras una existencia más o menos tranquila (todo lo tranquila que se puede estar en una cabeza gigante al borde del Universo en un lugar con cientos de razas diferentes), la existencia en Sapiencial se vio bruscamente alterada cuando llegaron los Luminales, los héroes mas poderosos de Xarth, portando a su enemigo mas peligroso, Abismo, al que habían logrado atrapar y encerrar en una prisión. 

En vista que Abismo había sido capaz de escapar de todas las prisiones en que le habían encerrado, los Luminales marcharon a Sapiencial con la idea de arrojar a su enemigo al fin del Universo. 

Poco a poco, los temores de los Luminales se cumplieron y Abismo logró abrir una pequeña brecha en su encierro lo suficiente para tomar el control de las mentes de algunos de los habitantes de Sapiencial provocando sus muertes. Cosmo detectó extrañas energías saliendo del sector destinado a alojar a los Luminales y se dirigió a investigar, solo para encararse con el líder de los Luminales, Cynosure, que le prohibió el acceso y echó de malas maneras, sin la autoridad necesaria para imponer su voluntad, Cosmo hubo de retirarse. 

Cuando Abismo extendió su control por todo Sapiencial, convirtiendo a sus víctimas en algo conocido como "marionetas de carne" el terror se generalizó y Cosmo tomó la decisión de ordenar un cierre total del lugar, los habitantes del lugar dirigieron a una dimensión de bolsillo, que Cosmo portaba en el collar, mientras el jefe de seguridad intentaba averiguar que sucedía, los Luminales por su parte también se quedaron atrás intentando detener a Abismo.

Mientras investigaba, Cosmo presenció la llegada de Richard Rider, Nova, que actualmente era el custodia de la Mundomente y toda la energía del Cuerpo Nova. Rider había acabado accidentalmente en Sapiencial mientras huía del Imperio Kree que había sido conquistado por la Falange y él mismo había sido infectado por el tecno virus. 

Pese a sus preocupaciones, Nova aceptó ayudar a Cosmo contra su misterioso atacante, ambos hubieron de enfrentarse a los Luminales que habían sido poseídos por Abismo y finalmente lograron derrotar al villano ya que mientras Cosmo contenía a los Luminales Nova usaba su tecno virus para reparar la grieta en la celda de Abismo volviendo a encerrarlo. 

Ahora Abismo seguía siendo un peligro, pero Cosmo se mostró confiado de volver a detenerlo si volvía a escapar ahora que estaba advertido de su presencia. Agradecido con Rider por su ayuda, Cosmo usó la maquinaría de Sapiencial para enviar a Nova hasta el planeta del cual provenía la Tecnarquia con la esperanza que allí encontrara una cura para su infección.

Cuando poco después los Guardianes de la Galaxia se trasladaron, a instancia de Nova, a Sapiencial, Cosmo les permitió usar las instalaciones como su base y les dio acceso a la maquinaria teleportadora del lugar. En un momento dado, también dio refugio a un grupo de Skrulls con tendencias pacifistas, ya que en el Imperio había subido al trono una nueva Reina, Veranke, que pregonaba la guerra santa y la conquista de la Tierra convirtiendo a los pacifistas Skrulls en enemigos jurados.

Cosmo intentaba ayudar siempre que podía a los Guardianes de la Galaxia, pero cuando estos regresaron de una de sus misiones portando a un habitante de otra dimensión, Vance Astro, las complicaciones comenzaron a multiplicarse. La presencia del nuevo miembro de los Guardianes provocó la aparición de otro miembro de su misma dimensión, Halcón Estelar, que pensaba (erróneamente) que Vance iba a provocar con su mera presencia una ruptura del tejido mismo de la realidad. 

Decidido a matarlo sembró el caos en Sapiencial llegando a provocar la desactivación temporal de los aparatos de teletransporte lo que casi les cuesta la vida a los Guardianes durante una de sus misiones al no poder regresar.


Además de las complicaciones generadas por Halcón Estelar estaba el tema de los refugiados skrulls, para evitar traicionarlos en caso de que le leyeran la mente, Cosmo se sometía todas las noches a un lavado de cerebro para olvidarlos. Sin embargo, los skrulls fueron finalmente localizados y Veranke envió a uno de sus Superskrulls para acabar con ellos. 

Solamente tuvo un éxito parcial pues logró desbaratar temporalmente los aparatos de teleportación mediante una bomba que mató a algunos de sus enemigos pero también acabó con su vida, cuando Cosmo y las autoridades de Sapiencial investigaron la explosión descubriendo la existencia de skrulls en la nave, la paranoia se desató en la nave. 

Todos podían ser skrulls e incluso los miembros de los Guardianes dudaban los unos de los otros, además, el consejo delegado comenzó a poner en duda la legitimidad de los Guardianes de la Galaxia para vivir y actuar en Sapiencial y Cosmo se vio obligado a confinar al grupo en sus habitaciones mientras se investigaba la infiltración Skrull. 

Sin embargo no era nada fácil mantener a semejantes individuos bajo custodia, Adam Warlock se unió a la cabeza del Celestial para encontrar cualquier elemento extraño, en este caso Skrulls, mientras que otro de los miembros, Drax, llevó a cabo un sistema de búsqueda mas brutal, usando un disruptor sináptico de los Badoon que provocó temporalmente la muerte a todos los habitantes de Sapiencial. 

Dado que los Skrulls retomaban su aspecto alienígena cuando morían, la muerte temporal permitió a Drax localizar a los refugiados Skrulls por lo que Cosmo se vio obligado a defender a sus amigos no solo de los Guardianes sino también de un nuevo equipo de Lunimales que había sustituido al anterior para vigilar a Abismo.

Durante la crisis cósmica conocida como la Guerra de Reyes que enfrentó al Imperio Shi'ar dirigido por Vulcano y a los Kree apoyados por los Inhumanos, Sapiencial fue objeto de un ataque perpetrado por fuerzas de ambos imperios. Así, Cosmo hubo de unirse a los Guardianes de la Galaxia para enfrentarse a la Familia Real de los Inhumanos y a un contingente de la Guardia Imperial Shi'ar a los que finalmente lograron rechazar. En medio de la batalla sin embargo, Cosmo y algunos de sus compañeros fueron trasladados por Halcón Estelar al futuro, donde se encontraron con los Guardianes de la Galaxia originales que les mostraron la catástrofe provocada por una falla dimensional como consecuencia de un arma detonada durante la guerra de los reyes. 

Pese a que Cosmo y sus compañeros intentaron avisar a sus compañeros en el presente para que evitaran esta detonación, su aviso llegó demasiado tarde aunque Adam Warlock logró evitar que esta falla aumentara, desgraciadamente esto provocó que Adam fuera poseído por su yo maligno, el Magus, que se convertiría en dictador universal al mando de un ejército de la Iglesia Universal de la Verdad. Cosmo y sus compañeros por su parte, intentaban regresar al presente pero no fue hasta que fueron rescatados por un Kang, que los envió a su tiempo armados con un Cubo Cósmico con una misión, acabar con Warlock antes que se convirtiera en Magus. 


Cosmo y sus compañeros intentaron detener a Adam pero no pudieron evitar su transformación, obligando a Starlord a acabar con su vida. Desde entonces no se han vuelto a tener noticias de Cosmo.

Poderes y habilidades.

Cosmo posee habilidades psiónicas y telekinéticas, se desconoce la amplitud exacta de estas habilidades aunque sus habilidades psiónicas le han permitido leer mentes y entre otras cosas, “escuchar” las conversaciones entre Nova y la Mundomente. 

Sus habilidades telekinéticas le permiten por ejemplo, dar empujones telekineticos capaces de arrojar a todos los presentes en una habitación, puede también crear escudos telekineticos altamente resistentes durante largo tiempo. Debido a su condición de jefe de seguridad de Sapiencial, tiene a su disposición toda la tecnología y conocimientos allí presente.


Creado por Andy Lanning / Dan Abnett / Wellington Alves.
Año 2008.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes