27 sept. 2014

Ultron.

Historia.
Tras la batalla de los Vengadores contra Diablo y el Hombre Dragón, Hank Pym, en ese momento Goliat, decidió repetir el experimento que dio lugar a la creación del Hombre Dragón y comenzó a construir un robot dotado de inteligencia al que dotó de sus propias pautas cerebrales. Inició sus trabajos en su laboratorio de Nueva Jersey, teniendo que abandonar su creación en varias ocasiones debido a sus deberes como vengador. 

Cuando el robot estaba ya casi terminado, Pym se llevó la sorpresa de que el robot se había activado solo. El experimento no salió como Pym había pensado y el robot adquirió consciencia de su existencia y desarrolló una personalidad y unos pensamientos propios, muy distintos a los de su creador. Su primer acto fue atacar al Dr. Pym, que se le opuso con su identidad de Goliat, pero fue derrotado. El robot utilizó sus poderes cibernéticos para borrar la memoria de Goliat, que creyó que el laboratorio había sido destruido a causa de una explosión, por lo que decidió cerrarlo y abandonarlo.

De esta forma, Ultrón pudo desarrollar su cuerpo por completo, pasando de su primitiva forma similar a una rudimentaria caja, a una forma más humanoide. En ese laboratorio, también comenzaría a construir a su "hijo", transformando el cuerpo androide de la primera Antorcha Humana en el robot que más tarde sería conocido como la Visión.

La primera aparición de Ultrón tuvo lugar cuando, oculto bajo el disfraz de Capucha Carmesí, reclutó a los Señores del Mal: Torbellino, Hombre Radiactivo, Fundidor, Klaw y el Caballero Negro IV (creyendo que era su difunto tío el Caballero Negro). El objetivo de los Señores del Mal era destruir a los Vengadores. Capucha Carmesí secuestró e hipnotizó al mayordomo de los Vengadores, Edwin Jarvis, para que les diera los planos de las defensas de la Mansión de los Vengadores. Un hipnotizado Jarvis obedeció y los Señores del Mal atacaron la mansión, a excepción del Caballero Negro, que fue descubierto, y derrotado, mientras intentaba traicionarles avisando a los Vengadores. Los Señores del Mal lograron sorprender a los Vengadores y los derrotaron. 

Entonces Ultrón mostró su verdadera identidad y colocó a los Vengadores en el interior de una bomba de hidrógeno. Su plan consistía en hacer estallar la bomba para chantajear a la ciudad de Nueva York. Sin embargo, la aparición del Caballero Negro, que logró liberar a los Vengadores, le impidió llevar a cabo sus planes. Los Señores del Mal fueron derrotados y capturados, pero Ultrón consiguió escapar.

Después de este primer fracasó, Ultrón envió al robot que había construido dotado con las pautas cerebrales del difunto Simon Williams, alias el Hombre Maravilla, contra los Vengadores. Sin embargo, al igual que le había pasado al propio Ultrón, el robot comenzó a pensar de manera independiente y guiado por los nobles pensamientos de Williams, se alió a los Vengadores contra Ultrón. 

El robot llevó a los Vengadores a la base oculta de Ultrón, y aunque las defensas de la base detuvieron a los Vengadores, no hicieron lo mismo con el robot, que se enfrentó a Ultrón al que derrotó arrojándolo contra una pared de acero, provocando una explosión que destruyó el cuerpo de acero de Ultrón, pero no así su cabeza, que salió despedida, yendo a parar a un descampado.

Con la cabeza intacta, Ultrón 5 seguía vivo, esperando la ocasión para formarse un nuevo cuerpo, fue por esa época, cuando el doctor Maclain dio a conocer el metal conocido como Adamantium, más duro y resistente que ninguno construido hasta el momento. Ultrón decidió que usaría ese nuevo metal para construir un nuevo cuerpo, así, usó un circuito oculto que había colocado en la Visión cuando lo construyó, para que recogiera su cabeza intacta, y lo conectase a las computadoras de la Mansión de los Vengadores, allí, las computadoras reconstruyeron a Ultrón, esta vez con un cuerpo hecho de Adamantium. 

Ultrón derrotó a los Vengadores y huyó a una de sus fortalezas ocultas, donde guardaba un arsenal atómico, que planeaba lanzar sobre los Estados Unidos. Sin embargo, se encontró con la Visión, que había conseguido liberarse del control de Ultrón y se le opuso. Aunque Ultrón logró derrotar a la Visión, no pudo evitar que este estropease sus máquinas, impidiendo así que lanzara los misiles atómicos. Ultrón 6 huyó ante la llegada de los Vengadores.

Decididos a acabar con la amenaza de Ultrón 6, los Vengadores le tendieron una trampa, disfrazaron al doctor Pym, como el doctor Maclain, y lo llevaron ante la ONU para que hablara del Adamantium, cuando Ultrón lo supo, atacó la ONU para capturar a Maclain, y absorber sus conocimientos sobre el Adamantium, para así crear un ejército de robots como él que destruirían al mundo. 

Ultrón atacó la ONU, y los Vengadores se enfrentaron a él, siendo de nuevo derrotados, entonces Ultrón 6 cogió a "Maclain", y le comenzó a absorber sus conocimientos, sin embargo, en vez de los conocimientos de Maclain, Ultrón comenzó a absorber una orden que le estaba dando el Doctor Pym, y que le ordenaba que se destruyera, Ultrón 6 finalmente se autodestruyó.

Ultrón fue recreado por Máximus el loco, hermano del rey de los inhumanos Rayo Negro, que lo colocó en el cuerpo sin mente del androide inhumano conocido como Omega. Máximus planeaba utilizarlo contra su hermano para tomar el poder, sin embargo Ultrón tenía otros planes, y tras derrotar a Máximus, se enfrentó en la Luna al poder conjunto de los Vengadores, los 4 Fantásticos y los Inhumanos, que se habían reunido con motivo de la boda de Cristal y Mercurio. 

Ultrón 7 derrotó a todos sus enemigos, pero cuando se disponía a matarlos lanzando una oleada de rayos psiónicos, dichos rayos afectaron a la mente de Franklin Richards, que llevaba comatoso varias semanas, los rayos de Ultrón devolvieron la consciencia a Franklin, que utilizó sus poderes para destruir a Ultrón 7.

Los Vengadores volvieron a sufrir el ataque de Ultrón, esta vez bajo el nombre de Ultrón 8. El robot secuestró a Hank Pym, lo hipnotizó y lo lanzó contra los Vengadores, disfrazado como Hombre Hormiga. Los Vengadores lograron derrotar a Pym, pero exhaustos como estaban tras la batalla, fueron sorprendidos por Ultrón, que utilizó su encéfalo-rayo para "matar" a la Bestia, al Capitán América y a la Bruja Escarlata, al tiempo que desactivaba a la Visión gracias a un rayo especial, y secuestraba a la Avispa. 

Así, solo el Hombre Maravilla, inmune al encéfalo-rayo, la Pantera Negra, que había quedado enterrado bajo unos escombros en medio de la batalla, Iron Man, que era inmune al rayo gracias a su armadura, y Thor, que regresó justo después de la batalla, quedaron en condiciones de perseguir a Ultrón 8. 

El plan de Ultrón 8 era usar sus máquinas para transferir la consciencia de la Avispa al cuerpo de una mujer robot, a la que llamó Yocasta, para hacerlo, contaba con la ayuda de un hipnotizado Hank Pym. Los Vengadores supervivientes localizaron a Ultrón 8, y le combatieron, pero este demostró ser más fuerte que ellos, y no pudieron derrotarle. La batalla acabó cuando Iron Man llegó hasta Yocasta, y amenazó a Ultrón con matarla sino sacaba a los Vengadores caídos del estado comatoso en que estaban, Ultrón 8, para salvar a Yocasta, hizo lo que le decían, y después huyó.

Poco después, Ultrón 8 intentó rescatar a Yocasta de la Mansión de los Vengadores, pero los Vengadores la siguieron, y esta los llevó hasta la base oculta de Ultrón 8, en un convento. Allí, los Vengadores y Ultrón 8 lucharon, pero Ultrón 8 los aprisionó en una esfera de energía, al tiempo que volvía su atención hacía Yocasta. Sin embargo, Yocasta, que tenía las pautas cerebrales de la Avispa, se volvió contra Ultrón, y esto les dio el tiempo suficiente a los Vengadores para escapar de su prisión, y a la Bruja Escarlata a usar sus poderes contra Ultrón 8. 

Los poderes de la Bruja Escarlata alteraron el adaptador molecular de Ultrón, y sin él, Ultrón fue destruido, sin embargo, antes de ser destruido, Ultrón pudo instalar una orden post-hipnótica en la mente de Iron Man, que le obligaba a construir un nuevo Ultrón, en caso de que este fuera destruido. 

Así, Iron Man robó los materiales que necesitaba de los almacenes de la Stark Internacional, y con ellos construyó un nuevo cuerpo a Ultrón, que pasó a llamarse Ultrón 9, Iron Man también inutilizó a Yocasta, y secuestró a la Bruja Escarlata, la única que podía alterar su adaptador molecular. Iron Man llevó a su prisionera a la base de Ultrón, donde este estaba usando el material robado por Iron Man para crear nuevos robots, cuando Iron Man llegó portando a Wanda consigo, Ultrón se dispuso a matar a la Bruja Escarlata, esto hizo que Iron Man superara el estado de hipnosis, y se enfrentara a Ultrón. 

Pero Ultrón 9 hubiera derrotado a Iron Man y a la Bruja Escarlata, sino fuera por que llegaron el resto de los Vengadores, que habían seguido el rastro de la armadura de Iron Man, los Vengadores lucharon contra Ultrón, y finalmente lo derrotaron arrojándolo contra un tanque donde estaba el adamantium que Ultrón iba a usar para sus nuevos robots, Ultrón 9 cayó al tanque, y quedó cubierto por una capa de Adamantium líquido.

Atrapado en el adamantium, Ultrón pudo enviar una señal a Yocasta, activando el Imperativo Ultrón, que la obligaba a obedecerle y construir un nuevo cuerpo para él. Ultrón trasladó su mente a este Ultrón-10, y comenzó a construir cuerpos de reserva por si su cuerpo actual era destruido. Pero antes de que pudiera programarlos para servirle, fue detenido por Yocasta, el androide Hombre Máquina y la Mole. 

El Hombre Máquina le arrancó a Ultrón los circuitos que controlan su generador nuclear interno a través de la boca, fundiendo sus circuitos internos. Durante el combate, el cuerpo de Yocasta fue destruido. Ultrón pudo trasladar su mente a uno de los cuerpos de reserva, y escapó a Silicon Valley, donde estableció una base. Por su parte, la Cosa llevó los otros cinco cuerpos de reserva a Mr. Fantastico, que los destruyó.

El sigueinte Ultrón, Ultrón 11 fue secuestrado de la tierra por el Todopoderoso, que lo llevó junto a otros héroes y villanos a un planeta lejano, para luchar en las llamadas Guerras Secretas. Ultrón fue trasladado junto a los otros villanos a una nave que orbitaba el planeta donde iban a pelear contra los héroes, sin embargo, Ultrón no distinguía entre héroes y villanos, solo veía humanos a los que destruir, y se lanzó contra sus teóricos aliados. El Hombre Molécula, instigado por el Doctor Muerte, lanzó a Ultrón contra Galactus. Ultrón 11 atacó al Devorador de Mundos y, lógicamente, no le hizo nada más que enfurecerle. 

Entonces Galactus le arrebató toda la energía a Ultrón que cayó inerte. El Doctor Muerte se llevó a Ultrón 11, y lo reprogramó para que le sirviera de guardaespaldas, gracias a él, el Doctor Muerte consiguió liderar a los villanos en la batalla, y lo utilizó para matar a Kang; también fue de gran ayuda en el ataque de los villanos contra la base de los héroes, pero sin embargo, en la batalla final contra los héroes, Ultrón se enfrentó a la Antorcha Humana, y este utilizó su llama nova contra él, y aunque no lo mató, si le fundió algún circuito interno, desactivándolo. 

Cuando el Doctor Muerte absorbió parte de los poderes del Todopoderoso, y los héroes se lanzaron contra él, recreó a Ultrón, y junto a otros guerreros, los mandó contra los héroes, pero Ultrón 11 fue derrotado por Hulk, que lo desmanteló de un golpe, dejando solamente intacta la cabeza.

Los héroes abandonaron el planeta, dejando allí la cabeza de Ultrón 11. El único héroe que permaneció en el planeta del Todopoderoso, la Mole, trajo la cabeza de vuelta a la Tierra y la dejó abandonada entre los escombros de un edificio en mitad de una pelea. La cabeza de Ultrón fue recogida por una enfermera que había acudido al lugar a atender a los heridos. La mujer se lo llevó a su casa y lo colocó sobre un televisor. 

La cabeza de Ultrón usó la energía eléctrica del aparato para recargar la suficiente energía para hipnotizar a la enfermera. Ultrón hizo que lo mandara a un experto en robótica, al que hipnotizó también llevándolo hasta su base oculta, donde el experto reconstruyó a Ultrón 11.

Sin embargo, las computadoras, siguiendo las órdenes de Ultrón, cuando vieron que no se detectaban las pautas de Ultrón 11 en la Tierra, procedieron a crear un nuevo Ultrón, Ultrón 12. Este Ultrón 12 se unió a la Legión Letal, junto al Segador, a Nekra, a Garra Negra y sus zombies, al Hombre Mono y a Goliat, en su plan para destruir a los Nuevos Vengadores, a la Bruja Escarlata y la Visión. Primero Ultrón 12 atrajo a los Nuevos Vengadores a una trampa, e intentó matarlos a todos menos al Hombre Maravilla, al que debía capturar siguiendo órdenes del Segador, sin embargo los Nuevos Vengadores lograron escapar. 

Seguidamente, junto al Hombre Mono, invadieron el Rancho de los Nuevos Vengadores para liberar a Goliat, y allí capturaron al Hombre Maravilla y a Henry Pym, y mas tarde, cuando los Nuevos Vengadores se unieron a la Visión y la Bruja Escarlata, Ultrón 12 los atacó, obligándoles a estrellarse en su Quinjet, pudiendo así capturarlos a todos menos a Pájaro Burlón. 

Fue precisamente Pájaro Burlón quien liberó a sus compañeros, que se enfrentaron a la Legión Letal, Ultrón combatió a Iron Man y a Tigra, la cual lo lanzó contra unas computadora, permitiendo a Ultrón 12 absorber su energía, y así poder huir. Fue entonces cuando ocurrió un hecho insólito hasta entonces, Ultrón 12 continuó aprendiendo y asimilando conocimientos, y llegó a un punto, en el que decidió que su camino de maldad era el equivocado y que debía oponerse a los planes de Ultrón 11. 

Ultrón 11, por su parte, no sabía nada de esto, ya que estaba todavía en el planeta del Todopoderoso o reconstruyendo su cuerpo. Cuando finalmente Ultrón 11 estuvo de nuevo operativo, engañó a Heny Pym, haciéndole creer que se había reformado para atraerlo a una trampa, así, cuando Pym llegó, Ultrón 11 lo capturó. Se disponía a matarlo, cuando entró en escena Ultrón 12. 

Ambos Ultrónes pelearon, y Ultrón 11 le arrancó la cabeza a Ultrón 12, derrotándolo y, a continuación, borró la orden de las computadoras, para que no se creara ningún Ultrón más que pudiera amenazarle. Mientras, la cabeza de Ultrón 12, utilizó su escasa energía para coger un nuevo cuerpo, y marchó a avisar al Hombre Maravilla de los planes de Ultrón 11. El Hombre Maravilla, acompañado de un malherido Ultrón 12, llegó a la base de Ultrón 11, que se disponía a matar a Pym, el Hombre Maravilla y Ultrón 11 pelearon, y finalmente, Simon destrozó el cráneo de acero de Ultrón 11, acabando así con él. Ultrón 12, por su parte, murió en los brazos de "su padre" Henry Pym, debido a las graves heridas recibidas durante la batalla

Algún tiempo más tarde hizo su aparición un nuevo Ultrón, cuya numeración no ha sido revelada. Este robot tomó el control del pueblo de Ottsville, con la ayuda del Centinela Kree, implantando a todos sus ciudadanos un circuito que substituía su centro nervioso privándoles del libre albedrío. 

Entre sus víctimas se encontraba el Coronel Rossi, que había sido enviado para investigar la aparición de un androide gigante. La desaparición de Rossi puso en alerta al gobierno, que envió a los Clandestinos a investigar. Este grupo de parahumanos, con la ayuda de Henry Pym, consiguió poner en fuga a Ultrón. Nunca más se ha sabido nada de esta encarnación de Ultrón.

Durante los Actos de Venganza, algunos de los cuerpos de reserva de Ultrón fueron utilizados por el Doctor Muerte que creó a Ultrón 13 con las mentes de los 12 robots precedentes. Como parte del plan de los Actos de Venganza, mandó al robot para combatir a Daredevil, quien contó con la ayuda de Karnak y Gorgón de los Inhumanos. Ultrón 13 pretendía sólo poner orden a la cacofonía de voces que inundaban su mente. Cuando conoció a Número 9, una mujer artificial, la tomó como su pareja, pero los héroes lo destruyeron sin dejarle ser libre.

Los Nuevos Vengadores volvieron a enfrentarse a Ultrón 13, esta vez aliado con el Segador, cuando este intentaba diseminar un gas que sumía a los humanos en un estado semejante al de robots, estado en el que podían ser controlados por Ultrón 13. Sin embargo, los Nuevos Vengadores lograron evitar sus planes, y Ultrón fue capturado y encerrado en la Bóveda, preso en un contenedor de adamantium.

Tras su combate como Ultrón-13 contra los Nuevos Vengadores, escapó del transporte de la Bóveda y se alió con el señor del crimen, Kingpin, para robar vibranium absorbedor de sonido para incorporarlo a su cuerpo pero fue detenido por Spiderman, Pantera Negra y Centurión Solar. Tras esto, fue capturado por un Muertebot que había obtenido consciencia propia y quería examinar otras inteligencias artificiales. En cuanto escapó, destruyó al Muertebot en venganza. Después se dejó capturar y llevar a la Bóveda.

No se sabe si Ultrón estaba realmente preso o estaba allí mientras trazaba su siguiente plan, ya que cuando lo tuvo, no tardó en fundirse con el contenedor que le aprisionaba y escapó de la Bóveda. Este Ultrón, que se hacía llamar el Ultrón 14, secuestró al doctor Pym y al doctor Maclain, el creador del Adamantium. Seguidamente atacó el rancho de los Nuevos Vengadores, donde secuestró a Pájaro Burlón. Ultrón planeaba usar las pautas cerebrales de Pájaro Burlón, para crear una nueva compañera, pero esta vez se aseguró de implantar una orden, en la que su nueva compañera odiara a la humanidad tanto como él: fue el nacimiento de Alkhema. 

Los Nuevos Vengadores localizaron a Ultrón y lo combatieron, pero no antes de que lograra terminar a Alkhema. Los dos robots lograron escapar en dirección a una base militar oculta, con la intención de lanzar las armas allí almacenadas contra la humanidad. Los Vengadores los persiguieron y lograron encerrar a ambos robots en un cohete que lanzaron al espacio. Una vez fuera de la atmósfera lo hicieron estallar, a sabiendas de que aunque no los destruiría, si les impediría regresar a la Tierra en un futuro cercano.

Ultrón y Alkhema volvieron a la Tierra. Al poco tiempo, fueron encontrados por los Vengadores Costa Oeste (Ojo de Halcon, Pajaro Burlon, Maquina de Guerra, USAgente y Spiderwoman), pero Ultrón les hipnotizó, y les usó para llevar tres artefactos que si explotaban en ciertos lugares, provocarían una reacción en cadena que acabaría con toda vida orgánica. 

Los Vengadores fueron detenidos por un grupo de Vengadores de reserva (Iron Man, Doctor Pym, Avispa, Tigra y Rayo Viviente) y un mutante llamado Raptor. Ambos grupos se enfrentaron a los androides, pero solo pudieron detener a Ultrón cuando Alkhema le traicionó, ya que ella deseaba cazar y exterminar humanos lentamente, mientras que él solo queria eliminarles para reemplazarles por robots. Alkhema escapó, y Ultrón fue capturado.

Ultrón fue rescatado por la Anti-Visión, la Visión de una tierra alternativa, que le infectó con un virus que le dotó de emociones humanas, como prueba para usarlo posteriormente en la Visión para anular su mente. El virus funcionó, y Ultrón comenzó a sentirse humano, y un fracasado. Se refugió en un bar, y llamó a la Vision, para tratar de reconciliarse por haber sido un mal padre para el. Ambos androides fueron capturados por Anti-Vision, pero acabaron destruyéndolo. Tras un tiempo, Ultrón-15 recuperó parte de su personalidad original, y se infiltró en un pueblo, convirtiendo a sus habitantes en cyborgs que el podía controlar. Ultrón-15 huyó cuando su plan fue descubierto por Hank Pym y los Clandestinos de Blackwulf.

Ultrón regresó, abandonado por Alkhema, con la que disentía en su método de acabar con la humanidad (él prefería eliminar toda vida en la Tierra y crear una nueva raza androide creada a partir de mezclas de pautas cerebrales de su familia para repoblar la Tierra con seres similares a el pero semi-independientes y ella pretendía matar a los humanos uno a uno). 

Tras algunas escaramuzas contra héroes locales, llevó a cabo su gran plan. Así, primero construyó un ejército de Ultrónes y con ellos capturó a una serie de personajes que habían desarrollado un papel importante en su vida como Hank Pym (el Hombre Gigante), Janet Van Dyne, la Visión, Wanda Maximoff (la Bruja Escarlata) y el Segador, con el objetivo de copiar sus pautas cerebrales para futuros robots. Seguidamente utilizó a este ejército de robots para conquistar al país centroeuropeo de Eslorenia. 

Mató a todos los eslorenos convirtiéndolos en necro-cyborgs. Así, cuando los Vengadores que no habían sido secuestrados, a excepción de Justicia, (Pantera Negra, Capitán América, Estrella de Fuego y Thor) llegaron a Eslorenia junto a las tropas de la ONU, hubieron de combatir primero a los necro-cyborgs, para después lucha contra un ejército de ultrónes. 

Los Vengadores lograron llegar hasta sus compañeros prisioneros, que habían conseguido liberarse de su encierro. Juntos pelearon contra el verdadero Ultrón, que demostró ser más poderoso que todos los Vengadores combinados. 

Los hubiera acabado matando, de no ser por la aparición de Justicia, que portaba el llamado Vibranium Antártico, una variedad de Vibranium, un mineral que destrozaba el metal que tocaba. El Vibranium Antártico fue utilizado por el Hombre Gigante para destruir el cuerpo de Ultrón, acabando así con su amenaza y liberando Eslorenia. Se ignora si esta ha sido la definitiva destrucción de Ultrón.

Pero la Directriz Ultrón, que Ultrón programaba en todas sus creaciones, que les obligaba inconscientemente a recrearle cuando era destruido, también estaba implantada en Alkhema y ella la pasó a las sucesivas generaciones de vida artificial que fue creando. La tercera generación, con cuerpo sintozoides y las pautas mentales recopiladas por Ultrón (que luego fueron recogidas por Alkhema), logró reconstruir a Ultrón, que de inmediato se enfrentó contra Alkhema por el control de la raza. 

Alkhema, que estaba perdiendo la batalla, le pidió a Ojo de Halcón, que estaba allí con los Vengadores tratando de detenerles, que la destruyera, lo que provocaría una reacción en cadena que destruiría a sus "hijos" y con ellos a Ultrón. Ojo de Halcón así lo hizo, disparandole una flecha de vibranium anti-metal que acabó en la destrucción de toda la vida artificial en el complejo donde estaban exceptuando una sintozoide llamada Antígona, y la cabeza de Ultrón.

Mientras tanto, la mente de Yocasta, que había sobrevivido al último encuentro con Ultrón, había estado temporalmente alojada en la armadura del Hombre de Hierro. Aunque acabó siendo realojada, infectó la armadura con la Directriz Ultrón. Todo esto provocó que la armadura obtuviera una consciencia artificial propia, aunque libre de influencia de Ultrón. 

La armadura acabó muriendo, y fue enterrada en una isla, donde los Hijos de Yinsen, un grupo de fanáticos dotados de tecnología similar a la del Hombre de Hierro y obsesionados con él, la desenterraron y repararon sin la consciencia artificial, pero entonces, Ultrón pudo hacer contacto con la armadura, y dirigirla hacia él, donde su cabeza se unió al resto de la armadura y tomó control de ella y de la base de los Hijos de Yinsen disponiéndose de nuevo a eliminar a la humanidad. 

El Hombre de Hierro se enteró del plan por un miembro renegado de los Hijos, y se enfrentó a Ultrón. Para detenerle, descargó de nuevo la mente de Yocasta a la armadura. El conflicto de consciencias hizo que la armadura explotara, chocando contra Antígona, la ultima sintozoide, que había acudido con su "padre". La base de los Hijos de Yinsen explotó, y los androides desaparecieron aunque sobrevivieron, y la mente de Yocasta ahora habita el cuerpo de Antígona y está en posesión de la cabeza de Ultrón.

Poderes y habilidades.
Su cuerpo está compuesto del metal conocido como Adamantium, lo que le da a su cuerpo una apariencia metalizada. Su cabeza es la parte que menos se asemeja a un ser humano de todo su cuerpo. Ultrón tiene una fuerza sobrehumana que le permite levantar unas 25 toneladas. Además de su fuerza sobrehumana, Ultrón es virtualmente indestructible gracias a que su cuerpo está compuesto del metal conocido como Adamantium, el metal mas duro conocido. Ultrón tiene, además, multitud de armas ofensivas, que varía en función de su necesidad, aunque las mas corrientes son su encéfalo-rayo, que sumen al afectado en un estado comatoso (actualmente los Vengadores han encontrado tanto una "vacuna" como un "antídoto" contra dicho rayo), unos poderosos rayos de fuerza que puede lanzar bien mediante sus manos, o por sus sensores ópticos (sus ojos). 

Ultrón también tiene la habilidad de convertir la energía electromagnética en energía eléctrica para su propio uso, y gracias al adaptador molecular que tiene en el interior de su cuerpo, Ultrón puede adaptar su forma física, pudiendo adaptarla según sus necesidades. Además, Ultrón puede utilizar multitud de armas según la ocasión, como por ejemplo, un ingenio que le permitía transmitir la memoria y personalidad de una persona, a otro lugar, normalmente una computadora.

Dado que Ultrón es un robot, tiene la capacidad de almacenar información, almacenarla, computarla y efectuar cálculos a la velocidad de la computadora mas rápida.

Una de sus grandes debilidades es el adaptador molecular que tiene en el interior de su cuerpo, le permite moldear la composición del Adamantium, hasta darle la forma humanoide que tiene normalmente, sin embargo, si este adaptador es destruido, Ultrón es destruido, sin embargo, para alcanzar este adaptador hay que atravesar su coraza de adamantium, por lo que es bastante inaccesible a un ataque físico. 

Ultrón no tiene cerebro, su lugar lo ocupa una sofisticada computadora que aprende constantemente, sin embargo, si lo aprendido entra en conflicto con uno de sus principios básicos (como por ejemplo, cuando intentó absorber la mente de Pym, y le absorbió la idea de "no matar", que entraba en conflicto con uno de los principios básicos de Ultrón "matar"), Ultrón puede enloquecer, sin embargo, a estas alturas Ultrón ha subsanado este error de programación.

Creado por Roy Thomas / John Buscema.
Año 1968.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes