12 jun. 2016

Perrikus [Dios oscuro].


Historia.

Perrikus es uno de los miembros de los Dioses Oscuros, el nombre que recibe la raza de seres que habitan la dimensión conocida como Narcisson, una dimensión que podría ser conocida como la gemela maligna de Asgard y a Perrikus podria cosiderarsele el gemelo malo de Thor, su mejor guerrero e hijo de la monarca del reino. Al igual que sus camaradas, Perrikus y los Dioses Oscuros son seres malvados, que exijen obediencia ciega a sus seguidores, gobernando con el terror y con fuerza implacable sobre ellos.

La primera noticia que se tiene tanto de Perrikus como de los Dioses Oscuros, tuvo lugar hace siglos, cuando Odín, monarca de los dioses asgardianos, envió exploradores por todo el Universo, uno de estos exploradores era un asgardiano de nombre Lonkarr, cuyos viajes le llevaron hasta la dimensión donde se encontraba Narcisson, hogar de los dioses oscuros, que eran adorados por los habitantes de un planeta cercano. Lonkarr decidio visitar primero el planeta sobre el que orbitaba Narcisson, y para su estupor, descubrió que los Dioses Oscuros a los que adoraban, eran seres frios, tiránicos y amantes de los sacrificios.

Los pobladores le confundieron con uno de sus Dioses, y le ofrecieron a una niña en sacrificio, Lonkarr se negó horrorizado, dispuesto a detener tan salvajes actos, pero entonces apareció Tserron, una de los Dioses Oscuros, dispuesta a defender su territorio. Dio comienzo una batalla campal entre Tserron y Lonkarr, que acabó con la victoria del bravo guerrero, que logró atravesar con su espada a Tserron. Sin embargo, antes que Lonkarr pudiera regresar a Asgard, entró en escena Perrikus, Principe de los Dioses Oscuros y prometido de Tserron, dispuesto a vengar la muerte de su prometida. 

Sin embargo, cuando supo que Lonkarr provenía de un reino desconocido para ellos, decidió dejarle escapar para que les guiara a su reino, y una vez allí, vengarse de los asgardianos. Lonkarr regresó a Asgard, donde previno a Odín y a los Asgardianos de la existencia de los Dioses Oscuros, y sus ansias de venganza.

Los Asgardianos se prepararon para la guerra, pero nada les preparó para lo que vino a continuación. Durante unas dos semanas, los Asgardianos y los Dioses Oscuros libraron una brutal batalla que se cobró decenas de víctimas en ambos bandos hasta que lentamente la balana se inclinó a favor de los Dioses Oscuros. La Reina de los Dioses Oscuros y madre de Perrikus, Majeston Zelia, ofreció a Odín un puesto como su consorte a cambio de respetar la vida de sus súbditos.

Cuando Odín se negó, Zelia ordenó a Perrikus que matara al monarca asgardiano, sin embargo, un joven Thor instó a su padre a seguir luchando, y Odín, inspirado por el valor y la presencia de su hijo, volvió a la lucha, girando el rumbo de la batalla, y derrotando a los Dioses Oscuros, a los que exilió a un remoto rincón del Universo, al tiempo que encerró a Perrikus en una prision especial en la propia Asgard, tras esto, borró de las mentes de los Asgardianos el horror que supuso la guerra contra los Dioses Oscuros.


Durante eones, los Dioses Oscuros permanecieron en su exilio, hasta que tras largo tiempo, vieron llegar su oportunidad de vengarse. La guerra entre Seth, dios de la muerte egipcio, y los asgardianos, debilitó a los asgardianos y al propio Odín, momento que aprovecharon los Dioses Oscuros para lanzar su ataque, asaltar el Reino Dorado y tomar como prisioneros a gran parte de los Asgardianos, algunos de los que lograron librarse de ser capturados fueron Thor, que estaba exiliado por Franklin Richards junto a otros heroes, y Loki, que renunció a combatir junto a sus camaradas. Los Dioses Oscuros mantuvieron presos a los asgardianos en Narcisson, a la espera de poder trasladarse a Asgard, donde se encontraba preso Perrikus.

No fue necesaria la intervención de sus camaradas para liberar a Perrikus, ya que Thor regresó de su exilio, solo para encontrar a Asgard vacía y convertida en ruinas, tras la lucha contra Seth. Preso de la ira, Thor destrozó algunos edificios con su martillo antes de marcharse de la destruida Ciudad Dorada. De entre las ruinas emergió Perrikus, al que Thor había liberado accidentalmente.

Perrikus contactó con Adva, otra de los Dioses Oscuros y capaz de realizar viajes entre dimensiones, Adva comenzó a transportar materiales de su propio reino, para preparar el traslado de Narcisson a Asgard, cuando finalmente hubo suficiente material, los Dioses Oscuros transformaron la bella Asgard en una replica de su mundo, y se trasladaron alli, junto a sus prisioneros. Mientras, Majeston Zelia ordenaba a Perrikus que capturaba al último de los asgardianos libre, Thor, pero debido a la reciente transformación de este en Jake Olson, no pudo localizarlo en Midgard.

Perrikus decidió entonces atraer a Thor hasta Asgard con un cebo, y se manifestó en la Tierra amenazando con matar a la prisionera Sif si el Dios del Trueno no volvía a Asgard. Thor se transportó a Asgard, donde vio como su hogar habia sido transformada en una ciudad oscura y sombria, y vio también como habia sido ocupada por los Dioses Oscuros.

A lo lejos junto a Majeston Zelia, vio presos a sus amigos Balder y Sif, y a su padre Odín, Thor se dispuso a combatir para liberarlos, pero frente a el se alzó Perrikus, la brutal batalla acabó cuando Perrikus rompió con su hacha el Mjolnir, que estaba debilitado por la posesión mágica de los Encantadores, lo que obligó a Thor a huir para evitar su transformación en mortal.

Durante horas Thor, transformado en el mortal Jake Olson, vagó por los subterráneos de la transformada Asgard, donde fue capturado por los siervos de Slototh, que lo pusieron a trabajar junto a otros asgardianos. Thor fue localizado finalmente por Tokkots que lo llevó de vuelta la campo de batalla, Perrikus pudo haber matado entonces a Thor, convertido en mortal, pero el Principe de los Dioses Oscuros quería una batalla épica, no matar a Thor en ese estado, Perrikus arrojó a Thor sobre la arena de Asgard y allí, el Dios del Trueno logró hacerse con su destruido martillo, el cual al entrar en contacto con su portador y gracias a la magia de Odin, volvió a unirse.

Perrikus se dispuso a combatir al Dios del Trueno, pero cuando este vio como los Dioses Oscuros se dispusieron a respaldar a Perrikus para acabar con Thor, viendo que no podria con todos, abrió un portal dimensional y marchó de Asgard, dispuestos a volver, cuando reclutara la ayuda necesaria.


Esta ayuda la encontró en las figuras de Hercules y del Destructor Asgardiano, los tres marcharon a Asgard y lucharon contra los cientos de Dioses Oscuros que ocupaban Asgard, pese a tenerlo todo en contra, lograron liberar a los asgardianos presos, y al propio Odín, mientras Thor combatia con Perrikus al que lograba abatir.

El coraje de los asgardianos hizo peligrar la batalla, y Majeston Zelia creo la "Union", todos los Dioses Oscuros se unieron en un único ser, de enorme tamaño y mayor poder, que amenazaba con destruir Asgard y a los asgardianos. Thor logró romper la unión entre Zelia y los Dioses Oscuros, rompiendo a la criatura. Antes que Zelia pudiera rehacerse, Odín logró capturarla, y recuperar su poder, mientras que los Dioses Oscuros fueron barridos, disipados entre los vientos solares y expulsados de Asgard, de nuevo a su exilio.

El exilio debilitó a los Dioses Oscuros, y solo la muerte de Odin les hubiera permitido escapar de su exilio, sin embargo, antes que su huida pudiera hacerse efectivo, los Dioses Oscuros sufrieron la llegada de Desak, el asesino de Dioses, que diezmó a cientos de Dioses Oscuros, solamente Perrikus y Adva lograron escapar a través de un portal dimensional. 

Los dos Dioses Oscuros tras la muerte de Desak a manos del nuevo señor de Asgard, Thor, Adva y Perrikus unieron fuerzas a Zarrko, el Hombre del Mañana, en un último intento de acabar con Thor, el monarca asgardiano derrotó finalmente a los Dioses Oscuros y detuvo a Zarrko encerrándolo. Se ignora el destino de los dos Dioses Oscuros y si sobrevivieron a la destrucción de Asgard.


Poderes y habilidades.

Perrikus posee una fuerza sobrehumana que le permite levantar unas 100 toneladas de peso. Perrikus posee, además de su fuerza sobrehumana, la habilidad de lanzar rayos de fuerza a través de sus manos; Entre sus armas Perrikus porta una lanza capaz de canalizar los rayos de sus manos, de lanzar proyectiles incapacitadores, además de tener un filo capaz de cortar incluso el martillo de Thor, compuesto de indestructible uru (aunque este estaba debilitado por la posesión mágica por parte de los Encantadores).

Creado por Dan Jurgens / John Romita Jr.
Año 1997.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes