10 abr. 2016

Beast / Bestia.


Historia.

Henry es el hijo de Norton y Edna McCoy. Su padre trabajaba en una planta nuclear antes de su nacimiento. Un día sufrió una seria exposición a un campo radiactivo cuando impidió la explosión de su central durante un accidente enfriando el núcleo radiactivo manualmente. 

Como consecuencia de ello el primer y único hijo del matrimonio, Henry, nació con una evidente alteración genética. Desde el momento del parto sus pies y manos eran más grandes y desarrollados de lo normal. 

Durante su infancia pronto demostró poseer una fuerza y agilidad muy superior a la normal. Como estudiante, Henry demostró estar dotado para las ciencias de forma notoria, además, debido a sus atributos físicos inusuales, se convirtió en una estrella del fútbol americano. Durante uno de los partidos ayudó a las autoridades a detener una banda de delincuentes que intentaban robar el contenido de la taquilla. 

Ello hizo que el Conquistador se fijara en él y decidiera raptarlo, a él y sus padres, fue así que Henry se vio obligado a robar un pequeño reactor nuclear. Sin embargo, al darse cuenta que el Conquistador no tenía ninguna intención de liberar a sus padres para poder seguir coaccionándolo se rebeló contra él. 

Posiblemente Hank hubiera sido derrotado de no ser por la oportuna llegada del Hombre de Hielo, Cíclope y el Ángel Vengador, que habían sido enviados por el Profesor Xavier. Una vez derrotado el villano Hank se unió a la Escuela Para Jóvenes Talentos y se convirtió en miembro fundador de la Patrulla-X tras la llegada al grupo de Jean Grey.

Hank formó parte activa de la Patrulla-X recibiendo entrenamiento por parte del Profesor-X. Como miembro del grupo se enfrentó a amenazas como Magneto y su Hermandad de Mutantes Diabólicos o los Centinelas. 

Junto a la Patrulla-X se enfrenta a los z'nox, cuya invasión termina siendo rechazada gracias al poder psíquico de las mentes más bondadosas de la Tierra canalizado a través del Profesor-X. Tras la aventura la Patrulla-X empieza a tener tensiones internas y termina disolviéndose de forma temporal.

Tras su graduación, fue contratado por la Corporación Brand como investigador genético. Allí aisló la catálisis química que dispara las mutaciones y destiló un suero con el que esperaba poder cambiar bastante su apariencia como para descubrir a los agentes enemigos infiltrados en las instalaciones. 

El suero provocó que le creciera el pelo por todo el cuerpo, alargando los caninos e incrementando su ya prodigiosa agilidad atlética. Debido a la desorientación que sufre por su cuerpo alterado, Mente Maestra, la Mole y Unus intentan manipularlo, sin éxito para que se una a ellos en una nueva Hermandad de Mutantes Diabólicos. 

Tras permanecer durante mucho tiempo en ese estado, Hank descubrió que ya no podía recuperar su antiguo aspecto. Tras un fugaz enfrentamiento contra Hulk y el Mímico, Hank fue traicionado y capturado por Linda Donaldson, una agente doble del Imperio Secreto. 

El Imperio Secreto lo utiliza, junto a otros mutantes, como fuente de energía para su plan de conquista de los Estados Unidos, pero el resto de la Patrulla-X con la ayuda del Capitán América y el Halcón frustran sus planes y liberan a los cautivos.

Hank dejó de lado su vida aventurera tomándose un descanso para aprender a aceptarse a sí mismo. Cuando Thor decidió poner un anuncio convocando nuevos héroes para las filas de los Vengadores, la Bestia acudió a la llamada ayudando al grupo a derrotar al Sapo, que se hizo pasar por el Extraño. Junto a los Vengadores se enfrentó a amenazas como la Corona de la Serpiente, Gravitón o el Conde Nefaria.

Un día mientras se encontraba en la Mansión de los Vengadores, la Bestia captó una llamada a la policía del Club Fuego Infernal acusando de ser asaltados por la Patrulla-X. Movido por la curiosidad y lealtad hacia sus antiguos compañeros acudió a investigar viéndose arrastrado al juicio de Fénix por parte de Lilandra Neramani en la Luna. 


De regreso a la Tierra viajó junto a los Vengadores hasta Transilvania para enfrentarse a Chton, que había poseído a la Bruja Escarlata, y a Mordred. Gracias a la Bestia los Vengadores consiguieron derrotar la demonio y Mordred quedó con la mente reducida a la infancia al cuidado de Bova. 

Cuando los Héroes Más Poderosos de la Tierra volvieron a los Estados Unidos, Gyrich intentó desmantelar el grupo, pero el ataque de la Gárgola Gris y su derrota a manos de los Vengadores hizo que comité encargado del juicio dejase conservar a los Vengadores sus privilegios.

Después de enfrentarse al Supervisor y a Marcus Inmortus, Hank se encontró un día con Vera Cantor, su vieja amiga de la que estaba enamorado. Cuando la invitó a tomar el té a la Mansión de los Vengadores, ésta fue envenenada por un skrull, quien pretende obligar a los héroes a recuperar la Piedra de la Resurrección, que ha sido enviada al pasado terrestre dividida en dos mitades por el arqueólogo antagorita Kruu. 

La Bestia convence a los Vengadores para que le ayuden a recuperar la piedra y, por medio de Reed Richards, viajan al pasado, primero a la edad media y después hasta la Alemania de la Segunda Guerra Mundial. Tras recuperar las dos mitades, Hank se da cuenta del poder de la piedra y decide romperla, pese a perder de este modo a Vera. Los Vengadores impiden que el skrull mate a la chica, que Reed Richards deja en animación suspendida mientras no se encuentre una cura para su estado.

Cuando les Vengadores deciden reorganizarse, Dragón Lunar manipula mentalmente a varias personas con superpoderes con la intención de conseguir un grupo de héroes que realmente quieran pertenecer al grupo. Finalmente los Vengadores consiguen sobreponerse a la manipulación mental de Dragón Lunar. Durante el conflicto Hank se replantea su condición de vengador y decide abandonar el grupo para dedicarse a la investigación.

Hank decide pedir ayuda al Doctor Extraño para curar a Vera del ataque skrull, quien contacta con Reed Richards para que le ayude. Cuando ninguno de los héroes es capaz de sanar a la mujer, el Doctor Extraño establece que debe derrotarse al ser que habita en la Piedra de la Resurrección para ello. 

Así los héroes penetran en los restos de la piedra, pero son derrotados por la entidad que allí habita y convertidos en cristal. Por suerte, la intervención de Daimon Hellstrom, a quien la piedra intenta dominar, consigue destruir los restos de los cristales, por lo que los héroes se liberan. Daimon utiliza entonces sus poderes y cura a Vera.

Después de colaborar en varias misiones con los Defensores, la Bestia es proclamado miembro oficial del grupo. Durante la ceremonia los héroes se ven trasladados hasta la Contratierra, donde consiguen derrotar a Null, la Oscuridad Viviente, que había construido una máquina en la Luna capaz de destruir el Universo. 

Algún tiempo después del regreso a la Tierra, la Bestia decide reorganizar a los Defensores bajo su liderazgo. El grupo se encuentra formado por el mismo, el Hombre de Hielo, el Ángel, Dragón Lunar, a quien Odín le ha puesto una tiara que limita sus poderes psiónicos para que aprenda humildad y la Valquiria, encargada de vigilar a Dragón Lunar.

Los Nuevos Defensores se enfrentaron a amenazas como el Carnicero o Mantis. Durante ese periodo Hank ayuda a Dazzler a luchar contra Alexander Flynn, supuesto hijo del Doctor Muerte. Flynn posee un teatro donde multimillonarios pagan por ver luchar a mutantes entre ellos. Cuando Flynn es derrotado, el Doctor Muerte lo repudia por su fracaso.

Pronto los Nuevos Defensores tienen su primer enfrentamiento contra el Dragón de la Luna, que posee a Dragón Lunar y sólo es derrotado gracias al poder de Nube. Finalmente se desvela la verdadera naturaleza de Nube, que es una nebulosa viviente, que fue enviada a la Tierra por un Cubo Cósmico en busca de ayuda contra el Ladrón de Estrellas, una niña con un poder inmenso que está destruyendo las estrellas de esa región del Universo. De vuelta en la Tierra los Nuevos Defensores se acabarían disolviendo tras un duro combate contra el Dragón de la Luna.

Al descubrir la "resurrección" de Jean, formó parte de la formación de Factor-X. Poco después Torre lo raptó por orden del Dr. Carl Maddicks. El doctor había estado trabajando en una fórmula para revertir los efectos de las mutaciones, porque quería curar a su hijo Arthur. 

Probó la fórmula con el propio Hank, quien acabó en estado comatoso. Al recuperarse perdió su apariencia azul volviendo a sus orígenes. El Dr. Maddicks murió a causa de un tiroteo producido por las fuerzas de seguridad de la Ryan Research Inc y Factor-X acogió a Arthur.

Durante la Caída Mutante, el Jinete de Apocalipsis Peste tocó a Hank. Debido a ello le provocó una enfermedad degenerativa. Poco a poco su inteligencia iba revertiendo mientras su fuerza se incrementaba. Sin embargo, cuando Infectia lo besó, salvando así a Bobby. El beso le hizo recuperar su apariencia azul, pero también curó su mente.

Hank volvió a la Patrulla al unirse a ella la formación original de Factor-X tras el asalto de la Isla Muir dominada por el Rey Sombra. En la Patrulla reasumió su rol de científico y trabajó duramente en la búsqueda de una cura para el Virus del Legado sin muchos resultados. 


Tras la crisis causada por Legión en el continuum de la realidad, Hank fue secuestrado y suplantado por la Bestia Oscura, su contrapartida llegada desde la Edad del Apocalipsis. Más tarde conseguiría escapar del laboratorio donde se encontraba prisionero y regresar a la Patrulla después de los sucesos producidos por Onslaught. 

Desde su regreso consiguió ser reconocido por sus trabajos en bioingeniería, gracias en parte por su estatuto de Vengador. Para poder dedicarse plenamente a la búsqueda de la cura del Virus del Legado dejó la Patrulla y se trasladó a la Isla Muir.

Tras la muerte de la Dra. Moira MacTaggert, Hank extrapoló un antídoto gracias a las notas de su colega muerta. Sin embargo, era incapaz de deducir el método de administración sin emular la forma en la que la plaga se erradicaría, para ello necesitaba la muerte de un mutante infectado. 

Teóricamente suero creado debía causar la explosión de los poderes del huésped, dispersando la cura en la atmósfera, pero matándolo en el proceso. Coloso decidió usarla sobre sí mismo con la esperanza de que pudiera así erradicarse el virus que había terminado con la vida de su hermana. Pior se inyectó la cura experimental, y, aunque murió a causa de ello, su sacrificio sirvió terminar con la fatídica epidemia.

Algún tiempo más tarde se integró al grupo liderado por Tormenta para ir en busca de los Libris Veritatis, los diarios perdidos de Destino. La investigación los llevó hasta Valencia, en España, donde el grupo se encontró con Vargas, un poderoso mutante que quería matar a Pícara para impedir su destino escrito en las páginas de los diarios de Destino. Durante la lucha, en la que murió Mariposa Mental, la Bestia fue gravemente herido y tuvo que ser trasladado a la Mansión-X.

La paliza propició la mutación de Hank, que evolucionó adquiriendo un aspecto más bestial. Este cambio físico le acarreó varios problemas de autoaceptación, en especial tras romper su relación sentimental con Tilby Trish, una periodista que había conocido de su etapa en Factor-X. 

Hank se integró al cuerpo docente del Instituto Xavier, donde impartía clases de matemáticas y ciencias, así como seguía con su trabajo de investigación en los laboratorios de la Mansión-X.

Hank descubrió el intercambio que había hecho Cassandra Nova con el Profesor Xavier, por lo que Nova controló a Pico, uno de los alumnos del instituto, quien apaleo brutalmente a la Bestia dejándolo al borde de la muerte. Hank se repuso de las heridas a tiempo para ayudar en la lucha contra Cassandra Nova.

Tras la conferencia de prensa en la que la genetista Kavita Rao anunció la creación de una cura para la mutación genética, la Bestia consideró seriamente la posibilidad de someterse al tratamiento, pero Lobezno lo disuadió argumentando que pertenecer a la Patrulla-X era un símbolo y no podía permitirse enviar el mensaje equívoco que la mutación era una enfermedad a la comunidad mutante. 

Tras descubrirse que se había llegado a la "cura" por medio del uso del cuerpo de Coloso, la Bestia ayudó a desmontar la operación y desenmascarar la existencia del alienígena Ord.

Al estallar la Guerra Civil entre superhéroes por el aprobación del Acta de Registro Superhumano, la Patrulla-X se declaró neutral y decidió no participar en la contienda. 

Pese a todo, cuando Spiderman abandonó los héroes pro-registro para unirse a los Vengadores Secretos, la Bestia le proporcionó un inductor holográfico para poder ocultar su apariencia. Al terminar el conflicto y consolidarse la Iniciativa de los 50 Estados, Hank ofreció su ayuda como entrenador.


Hank estaba obsesionado con la inminente extinción de los mutantes han no solo quedar seriamente disminuido el número de mutantes existentes con el gen activo tras la manipulación de la Bruja Escarlata, si no también por la ausencia de nuevos nacimientos mutantes. 

Por este motivo emprendió una búsqueda a lo largo de todo el mundo intentando encontrar una solución al problema. Ante tan desesperada situación recurrió también a los viejos enemigos de la Patrulla-X e, incluso, aunó fuerzas con la Bestia Oscura, sin obtener ningún resultado.

Poco después, Hulk llegó a la Tierra buscando vengarse de los Illuminati, a quienes acusaba de haber sido los causantes de la destrucción del Sakaar. Al ser el Profesor-X uno de los Illuminati, si bien no participó en la decisión de exiliarlo, Hulk se presentó en la Mansión-X para apresarlo y rendir cuentas con él. Hank, que se encontraba sólo junto a los Nuevos X-Men le hizo frente mientras pedía auxilio al resto de grupos-X. Tras una colosal batalla, finalmente Hulk decidió marcharse al comprobar el daño que habían sufrido los mutantes tras el Día-M.

Tras reparar Cerebra, él y el Profesor-X detectaron el primer nacimiento mutante. La búsqueda del recién nacido llevó a la Patrulla-X a un cruento enfrentamiento contra los Merodeadores y de los Nuevos X-Men a huir de los Purificadores y Dama Mortal, a consecuencia de los cuales sufrieron varios heridos. Elixir y la Bestia los atendieron lo mejor que pudieron para atenderlos.

Como resultado final de la lucha, el Profesor-X sufrió un disparo en la cabeza, pero su cuerpo desapareció. Hank intentó encontrarlo sin éxito, por lo que decidió cerrar las ruinas en las que había quedado reducida la Mansión-X y se llevó con él a Martha Johanson. El grupo se asentó en San Francisco, donde crearon una nueva base de operaciones.

Hank fue arrestado por HAMMER durante unas protestas en San Francisco contra manifestaciones antimutantes. La Bestia fue uno de las personas sobre las que se probó la Máquina Omega, un aparato diseñado por la Bestia Oscura para remover los poderes mutantes y transferir esa energía en Arma Omega. Hank fue encerrado en Alcatraz junto al Profesor-X. 

Mientras estuvo prisionero fue torturado con frecuencia hasta que X-Force lo salvó. Hank se instaló en Utopía, pero su visión de las cosas chocaba frontalmente con el planteamiento más agresivo de Cíclope y decidió abandonar Utopía.

Hank estaba entre los científicos más brillantes de la Tierra reunidos por Reed Richards para intentar ayudar a Bruce Banner cuando perdió su capacidad para transformarse en Hulk. Tras una serie de pruebas genéticas llegó a la conclusión que no había rastro de células mutantes o mutadas en su flujo sanguíneo.

Poco después y durante un breve espacio de tiempo se unió a SWORD donde se enfrentó a amenazas con al mercenario espacial Cabeza de Muerte.

A continuación la Bestia apresado por la Inteligencia, quienes deseaban eliminar a los indivíduos más inteligentes de la Tierra para evitar tener antagonistas de su nivel. El Fantasma Rojo y los Super-Simios apresaron a Hank, la Pantera Negra, Reed Richards, el Doctor Muerte, Heny Pym y Bruce Banner. Tras ser liberado ayudó a Banner a recanalizar la energía gamma de los héroes hulkizados para convertirse una vez más en Hulk y derrotar a la Inteligencia.

Durante el asalto de Bastión contra Utopía Hank ayudó de nuevo a sus antiguos compañeros siendo su participación vital para que pudieran encontrar la línea temporal de procedencia de las hordas de Centinelas Nimrod y que X-Force pudiera destruir la fábrica. Acabada la crisis, Hank volvió a marcharse.

Hank se unió a los Vengadores Secretos, el grupo creado por Steve Rogers para realizar operaciones encuviertas por todo el mundo. Como parte del grupo tuvo que hacer frente a amenazas tales como el Consejo de las Sombras y Fu Manchu. 

Cuando la Fuerza Fénix se dirigió hacia la Tierra, los Vengadores Secretos intentaron detener su avance, pero no consiguieron frenar a la entidad cósmica. Aunque Hank se opuso inicialmente a las hostilidades de los Vengadores contra los Cinco Fénix al ver todo el bien que estaban realizando, cuando presenció como Namor perdió el control y destroyó Wakanda decidió ayudar a los Vengadores a rescatar a los prisioneros del Limbo. 

Allí Spiderman se las ingenió para lograr que Magik y Coloso se enfrentaran entre ellos perdiendo su fragmento de Fuerta Fénix. Pero la mayor conmoción para Hank vino cuando vio como Cíclope, convertido en Fenix Oscuro, mataba al Profesor-X. Hope Summers consiguió apodersarse de la Fuerza Fénix y restablecer el gen mutante dañado por el Día-M.

Poco a poco Hank empezó a experimentar una nueva mutación para la que no fue capaz de encontrar una cura. Creyendo que iba a morir decidió viajar en el tiempo y traer al presente a la Patrulla-X original cuando todavía eran jóvenes. Pensaba que así podría convencer a Cíclope de lo erróneo de sus actos. Su plan no resultó como él esperaba, pero con la ayuda de su yo más joven encontró una cura para su situación.

La muerte del Profesor-X hizo que Hank tuviera que ocupar su lugar como miembro de los Illuminati para hacer frente a la crisis de los Mundos en Colisión que amenazaban con destruir todo el Universo, lo que le causó no pocos problemas morales.

Hank intentó expiar su error enviando a la Patrulla-X a su línea temporal de origen cuando apareció una Patrulla-X del futuro advirtiendo de que su presencia causaba un gran peligro, pero más tarde descubrieron que la línea temporal estaba dañada y no podían regresar. De hecho, cuando Starlord y Gata Sombra robaron el Vórtice Negro al Señor Cuchillo, la Bestia decidió aceptar el poder cósmico que el poderoso artefacto otorgaba. 

Con él ayudó a destruir Hala, pero también se percató del daño que había hecho a la línea temporal sacando de ella a la Patrulla-X original y que pese a todo su nuevo poder no podría arreglarlo. Llegado el momento de escoger si continuar o no con el poder cósmico, Hank decidió renunciar a él.

Hank continuó ayudando a los Illuminati con el problema de los Mundos en Colisión pese a tener que pasar a la clandestinidad cuando los Vengadores empezaron a darles caza. Finalmente Steve Rogers accedió a detener su persecución de los Illuminati y se pusieron a trabajar todos juntos tras una dura lucha en Cádiz. 


Como parte del grupo, Hank ayudó a localizar el cuerpo del Tribunal Viviente en la Luna, ya que pretendían usar su piel para construir una nave con la que sobrevivir al fin de todo. Cuando finalmente llegó la última incursión de la Tierra-616 con la Tierra-1610, Hank iba a viajar en la balsa de salvamento, sin embargo, mientras se dirigía hacia el Edificio Baxter, su nave fue derribada por fuerzas de SHIELD procedentes de la Tierra invasora.

Poderes y habilidades.

La Bestia posee agilidad, resistencia, velocidad, fuerza y destreza sobrehumanas. Puede saltar 5 m de altura y 7 m de longitud, así como escalar asiéndose en las más ínfimas ranuras de una pared. Puede correr a cuatro patas en carreras cortas alcanzando una velocidad de 60 Km/h. 

Su fisonomía es lo suficiente resistente como para caer desde una altura de tres pisos sin sufrir daños, siempre que caiga de pie. Posee una fuerza sobrehumana, que le permite levantar una tonelada de peso en condiciones óptimas.

Debido a su naturaleza animal, los sentidos de la Bestia son mucho más agudos que los de un humano normal; puede ver en la oscuridad tal como lo hace un felino. Además, posee la habilidad de segregar hormonas para atraer a los miembros del sexo opuesto, así como, un factor regenerativo que le permite curarse de heridas menores más rápidamente que un humano normal.

Hank es un experto bioquímico con amplios conocimientos de ingeniería genética. Además posee conocimientos mecánicos y electrónicos estando familiarizado con la tecnología shi'ar.

Creado por Stan Lee / Jack Kirby.
Año 1963.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes