28 mar. 2015

Baron Wolfgang von Strucker.


Historia.

Nacido a finales del siglo XIX en una familia de nobles prusianos trasladados a Bavaria tras la guerra Franco-Prusiana, Wolfgang von Strucker se convirtió pronto en el campeón de esgrima de Heidelberg, y fue desfigurado con cicatrices en la cara. Durante la Primera Guerra Mundial, Strucker luchó con Alemania, y se encontró por primera vez con la "Princesa Momentánea" una joya que aparecía y desaparecía en intervalos regulares de tiempo.

Cuando Adolf Hitler ascendió al poder en Alemania en 1933, el barón Strucker se unió al partido nazi, creciendo en importancia durante los siguientes años. En 1936, él y Geist, uno de los hombres de confianza de Hitler, se aliaron con el mentalista egipcio Amahl Farouk, en un intento de disputar el linaje de la familia real inglesa e instalar un nuevo monarca que simpatizase con el régimen nazi. Su complot se vio frustrado por el aventuro canadiense Logan y los viajeros temporales de Excalibur, Kitty Pryde y Fénix. En 1937, Strucker fue enviado a los Estados Unidos para asesinar al senador Fulton, pero se lo impidió el mercenario Dominic Fortune.

Con Alemania en guerra, Strucker pasó a ejercer únicamente como militar y tras repetidos éxitos, se convirtió en Comandante de los Comandos Calavera. En 1941, Strucker fue enviado a Madripur, y allí intentó secuestrar a la por entonces niña Natasha Romanova, la futura Viuda Negra (posible descendiente de los zares) para transformarla en la maestra asesina de la Mano, pero este plan fue abortado por el Capitán América y de nuevo Logan. En ese mismo año, Strucker invadió Latveria en busca del "Caza-Tormentas", que controlaba energías cósmicas; sin embargo, el artefacto fue destruido por los viajeros temporales de X-Force.

Las muchas derrotas sufridas por las fuerzas alemanas a manos del sargento Nick Furia y sus Comandos Aulladores, enfureció a Adolf Hitler, quién ordenó a Strucker humillar a Furia, y acabar con su eficacia. Strucker desafió a Furia a un combate personal en la Isla de Norsehaven, y Furia, violando sus órdenes aceptó. Antes de comenzar el combate, Strucker sugirió hacer un brindis, y Furia aceptó, sin saber que el barón había puesto un potente somnífero en su copa, y Furia cayó en medio del combate. 

Fotos y filmaciones de la derrota de Furia circularon como propaganda por toda Alemania. Poco después, los Comandos Aulladores volvieron a encontrarse en el camino de Strucker, y Furia retó al barón a un duelo, al que Strucker aceptó proponiendo un nuevo brindis. Sin embargo, esta vez uno de los hombres de Furia, Dino Manelli, le advirtió a Furia de que su bebida probablemente estaba drogada, enfurecido, Furia se negó a beber, y se lanzó sobre Strucker dando comienzo a la pelea, en la que Furia venció claramente. Uno de los compañeros de Furia, Dum Dum Dugan, tomó fotos de la victoria de Furia y las difundió ampliamente. 

Sin embargo, los Comandos se habían visto obligados a huir precipitadamente, y no pudieron llevarse a Strucker prisionero, y tras un nuevo enfrentamiento entre Furia y el Barón, Hitler ordenó a Strucker que capturara tanto a Furia como al resto de los Comandos Aulladores. 

A tal fin, Strucker creó el infame Escuadrón Blitzkrieg de Comandos elegidos para contrarrestar a los de Furia, y a los que el propio Strucker entrenó, no obstante también tuvieron sus derrotas frente a los Aulladores. Stucker también lideró al Escuadrón Blitzkrieg en su misión de asesinar en Inglaterra al primer ministro Winston Churchill y el mariscal de campo Bernard Law Mongotmery, pero fallaron debido a la intervención de los Invasores; tras esto, Strucker abandonó el Escuadrón, que sería liderado por el coronel Klaue.

Mientras veraneaba en Berlín, Strucker presenció como Thor, el dios del Trueno asgardiano, atacaba la cancillería alemana; tras esto, el barón siguió aun hombre vendado a través de un portal dimensional. Dándose cuenta de que había viajado décadas en el futuro, Strucker robó varios libros de historia sobre el fin de la Segunda Guerra Mundial. 

Aunque se encontró con el creador de la máquina del tiempo, el Doctor Muerte, éste le permitió regresar al pasado, pues no creía que el barón pudiese ganar la guerra, incluso con los nuevos conocimientos que había obtenido. 

Finalmente, enfurecido por las muchas derrotas del Barón ante Furia, Hitler le ordenó que fuera a Cherbaux en la Francia ocupada, y allí ejecutara a todos sus habitantes si los agentes de la Resistencia se negaban a entregarse. Furia tuvo conocimiento de las órdenes de Strucker, y acudió a Francia, y se encontró con el Barón en Cherbaux, y allí le ofreció un trato al Barón, se volverían a enfrentar en combate personal, si Strucker evacuaba la ciudad antes de que Hitler llevara a cabo sus planes. 

Así lo hizo Strucker, deseoso de enfrentarse de nuevo a Furia y derrotarlo, sin embargo, el combate acabó en tablas, y los dos se separaron sin acabar el combate, por desgracia para el Barón, Hitler supo que había desobedecido sus órdenes, y ordenó a la Gestapo que encontraran a Strucker y lo asesinaran.

Strucker habría tenido pocas esperanzas de sobrevivir a la Gestapo de no haber encontrado un aliado en Cráneo Rojo, el segundo después de Hitler en Alemania, y que pretendía ocupar el puesto del Führer. El Cráneo pretendía ocupar el puesto de Hitler, o conquistar el mundo si Hitler era finalmente derrotado. A tal efecto, el Cráneo ordenó a Strucker que crease una base para él en el Lejano Oriente. 

Entonces, con ayuda de los hombres del Cráneo y algunos otros leales a él mismo, el Barón consiguió escapar de Alemania. Sin embargo Strucker no tenía intención de servir a nadie más que a sí mismo, y cortó todos sus lazos con el Cráneo apenas logró escapar de Alemania. A su llegada a Japón, Strucker entró en contacto sus antiguos contactos de la Mano, quienes le permitieron reunirse con elementos subversivos que le informaron de la creación de una sociedad secreta dedicada a la conquista del mundo. Strucker no tardó en convertirse en la mente maestra responsable de la ascensión de esa organización, que sería conocida mas tarde como Hydra. 

Tras dotar a Hydra de un poderoso arsenal, Strucker mató al líder original de la organización, y se convirtió en Hydra Supremo, Strucker también reclutó a un equipo de brillantes científicos que más tarde se convertiría en el núcleo del brazo de Hydra conocido como IMA (Ideas Mecanizadas Avanzadas). 

Por último, el barón rompió sus lazos con la Mano derrotando y asesinando en combate personal a su líder; más tarde advirtió a sus agentes de no dejarse seducir por las promesas de esta organización. Cuando Hydra estaba a punto de conseguir armamento nuclear, obteniendo así los medios para dominar la Tierra, cuando su base en el Pacífico, la Isla Hydra, fue invadida por los comandos marinos del Capitán Simon Savage, y la contrapartida japonesa de los comandos, el llamado Escuadrón Samurai, la isla Hydra fue destruida pero Strucker logró escapar.

Con los planes de Hydra temporalmente arruinados, Strucker decidió entonces que sería conveniente regresar a Alemania y volver a ganar la confianza de Hitler, para obtener así acceso a los fondos y a los secretos militares alemanes para resucitar a Hydra. Strucker informó a Hitler de sus planes para destruir a Furia mediante una droga alucinógena especial, si Hitler quedaba suficientemente impresionado de los efectos de la droga sobre Furia, Strucker se la vendería por una gran suma de dinero que iría a parar secretamente a las arcas de Hydra. 

Sin embargo, a pesar de que Strucker capturó a Furia en Africa y le aplicó la droga, su plan fracasó ya que la llegada de los Comandos Aulladores que liberaron a Furia, aunque Strucker logró escapar de nuevo. Cada vez más insatisfecho con el resultado de la guerra, Strucker se centró más en sus proyectos de Hydra mientras simulaba seguir siendo leal a los nazis. Así, obtuvo el control del Dragón de Muerte, un poderoso submarino japonés, convirtiéndole en la nueva base móvil de Hydra. 

Utilizando su conocimiento del futuro, Strucker intentó completar la bomba atómica antes que los aliados, enviando a agentes de Hydra a obtener los materiales necesarios. Descubriendo el complot, los Invasores bombardearon el Dragón, retrasando de nuevo los planes del barón, y provocando en esta ocasión que éste perdiese los libros que había traído del futuro.

En 1944, Strucker se encontró con los Gnobianos, una raza benévola de extraterrestres empáticos que colisionó cerca de Gruenstadt. Dándose cuenta de lo que la tecnología alienígena podía hacer por Hydra, el barón trabó amistad con las ingenuas criaturas y mató a la población entera de Gruenstadt para cubrir sus huellas. 

Los Aulladores llegaron demasiado tarde para evitar la tragedia, pero hirieron seriamente a Strucker. Los Gnobianos le curaron con sus poderes, pero enloquecieron al absorber parte de la psique llena de odio del barón; éste huyó de su nave, llevando discos con información de su tecnología a sus científicos. Cuando Alemania fue derrotada en 1945, Strucker mantuvo a los dos mayores superhumanos nazis (el Hombre Supremo y la Mujer Guerrera) en animación suspendida en zonas opuestas de Berlín, esperando su resurrección. 

Strucker también proporcionó a Cráneo Rojo el gas que él mismo usó para retrasar su envejecimiento, que mantendría vivo a Cráneo cuando este fue enterrado vivo en su bunker en una lucha contra el Capitán América.

Acabada la guerra, y huyendo de los que le perseguían por sus crímenes de guerra, Strucker comenzó entonces a reconstruir Hydra, empleando esta vez como núcleo los mejores hombres que quedaban de las SS. El barón y la baronesa Adelicia von Krupp capturaron al agente 10 de la CIA (el antiguo enemigo de Strucker, Logan), pero éste fue rescatado por los agentes de la CIA Richard y Mary Parker. 

Sus científicos le proporcionaban medios para retrasar su envejecimiento, por lo que Strucker continuó realizando misiones de campo. Sin embargo, tras estar a punto de morir en un enfrentamiento con los jóvenes Charles Xavier y Eric Lensherr, quienes protegían a Gabrielle Haller (quien poseía en su mente el secreto de un oculto oro nazi) Strucker decidió permanecer en las sombras desde ese momento. 

Para ello, trasladó la base principal de Hydra a América y creó un nuevo comité central con el nombre código de Ellos, para supervisar las operaciones de Hydra y de sus sociedades hermanas, Strucker se autoproclamó Emperador de Ellos y adoptó varias falsas identidades públicas con ayudas de unas convincentes máscaras creadas por Hydra. Solo una pequeña fracción de Hydra conocía la existencia del Gran Emperador, oculto en la reconstruida isla Hydra, y menor era el número de personas que conocían su identidad.

Strucker se casó más de una vez en los años siguientes, como resultado tuvo un hijo, Werner (quien se resistió a las ideas de su padre) y dos gemelos, Andrea y Andreas, mutantes cuyos poderes fueron alterados por científicos de Hydra, transformándolos en Fenris. Con el fin de darle a Hydra una cabeza visible, que ocultara la de Strucker que trabajaba en la sombra, Ellos nombró Hydra Supremo a Arnold Brown, un hombre de negocios que supervisó las operaciones cotidianas de Hydra, mientras que el máximo poder permaneció en manos de Strucker. 

Bajo la tutela de Brown, Hydra se convirtió en una fuerza lo bastante poderosa para amenazar al mundo, pero tras el fallido intento de chantajear al mundo con su Bomba Betatrón, Brown fue asesinado por sus propios hombres. Ellos y sus ramificaciones continuaron enfrentándose a la organización internacional SHIELD, liderada por el ahora coronel Nick Furia. Strucker abandonó Ellos cuando varias ramas se escindieron para formar IMA y el Imperio Secreto, respectivamente.

Con las derrotas de IMA, y de otro brazo de Hydra, el Imperio Secreto, Hydra reemergió como abierta oponente de SHIELD y del mundo entero. Strucker suprimió Ellos, convirtiéndose de nuevo en Hydra Supremo e incorporando a los miembros de Ellos al nuevo comité Central de Hydra. 

Strucker planeaba activar entonces el Cuerno del Apocalipsis, un dispositivo que haría explotar todas las armas nucleares de la Tierra, tras esto, las legiones de Hydra supuestamente a salvo en sus refugios especiales, emergerían después para hacerse con el control del devastado planeta. Sin embargo el plan fue abortado por SHIELD y su director, el antiguo enemigo de Strucker, Nicholas Furia. 

Poco después, Strucker suplantó a un agente de SHIELD capturado, John Bronson, y disfrazado introdujo furtivamente la llamada Bomba de la Espora Mortal a bordo del Helitransporte de SHIELD. Cuando explotara, la bomba destruiría el Helitransporte, y liberaría esporas mortales que las corrientes de aire esparcirían por todo el mundo. 


Strucker había construido ya una nueva Isla Hydra, un atolón sintético en la misma ubicación que la original. Allí fue reunida la élite de Hydra, pues la impenetrable cúpula de la nueva fortaleza proporcionaría la mayor protección contra las esporas. Mediante una emisión televisiva desde la isla, Strucker exigió al mundo su rendición ante Hydra, pues solo aquellas naciones que lo hicieran recibirían el antídoto contra las esporas. 

Pero Furia descubrió la bomba en el Helitransporte y la colocó en la Isla de Hydra. Furia y Strucker volvieron a enfrentarse, y Furia derrotó al Barón, y utilizó la máquina creadora de máscaras epidérmicas para hacer dos máscaras de Strucker, una para sí mismo, y otra de si mismo que le colocó a Strucker encima de otra con su cara que le puso también al barón. Justo cuando el Barón despertaba, llegaron las tropas del barón, y se encontraron con dos Struckers, el uno diciendo que eran el verdadero Strucker, y que el otro era Furia, entonces Furia le quitó la primera máscara al Barón, y bajo de ella apareció Strucker con la cara de Furia. 

Entonces la guardia del Barón abrió fuego contra Strucker creyendo que se trataba de Furia, el Barón, aterrado y confuso, huyó por la puerta más cercana, solo para encontrarse en el interior del reactor nuclear que alimentaba la isla de energía, y pereció de inmediato incinerado. Furia abandonó la isla justo antes de que la Bomba de la Espora Mortal hiciera explosión, hundiéndola literalmente. La cúpula evitó que las esporas escaparan al mundo exterior, y todos los miembros de Hydra presentes en la isla, murieron.

En los años siguientes, el robotista Forjador de Máquinas construyó un duplicado robótico del barón, utilizándolo para probar las habilidades y moralidad del Capitán América. El robot engañó incluso a SHIELD, que pensó que habían capturado al verdadero Strucker. El barón también apareció en forma de varios androides SDV (Señuelos Dotados de Vida) con sus pautas cerebrales; uno de ellos fue activado en la isla Hydra tras la muerte de Strucker y creyó ser el verdadero, siendo destruido en lucha contra el Capitán América, Furia y los antiguos Comandos Aulladores. 

Otro simulacro de Strucker se enfrentó a su antiguo enemigo, Charles Xavier, esta vez ayudado por su Patrulla-X; uno más se hizo con unas armaduras de combate basadas en un prototipo propiedad de James McDonald Hudson, Guardián, lo que provocó la intervención también de Alpha Flight, y que acabó con la derrota de Strucker. El SDV más destructivo fue el Deltite, que el verdadero Strucker había introducido en SHIELD para destruir la organización desde dentro; este robot azuzó a SHIELD e Hydra una contra la otra. Aunque fue finalmente detenido, el Deltite sembró la desconfianza en SHIELD y mató muchos agentes, llevando a Furia a disolver la organización.

Tras la muerte de Strucker, Hydra se fragmentó y perdió el poder que había tenido bajo el mando de Strucker. Recientemente, Cráneo Rojo ordenó a un grupo de sus hombres que se sumergieran en busca de los restos de la isla de Hydra para encontrar los restos de Strucker, sin embargo, siguiendo el plan del Cráneo Rojo, estos hombres murieron al entrar en contacto con los restos del Barón, infestados de la Espora Mortal. Al mezclarse el ADN de los hombres del Cráneo con los restos de Strucker y las Esporas, se produjo la resurrección de Strucker, con la novedad de que podía emitir el virus de las Esporas a voluntad. El recién resucitado Strucker sintió nauseas ante lo que su antaño temida organización se había convertido, y comenzó a eliminar la debilidad de Hydra, tomando a Cassandra Romulus en su lugarteniente y amante. 

Para probarse ante el mundo, Hydra hizo que un SDV explotase en la central de SHIELD, matando a 1500 agentes. Decidido a acabar con Hydra, Furia permaneció inconsciente a la resurrección de Strucker. Mientras tanto, los últimos experimentos genéticos de éste (Satán, Guillotina y Teniente Rómulo) escaparon, y fue necesario enviar tras ellos a cazadores de recompensas de Hydra (Ron Takimoto, Dakini y Carl Striklan). Furia, Daredevil, el Castigador y el Capitán América se vieron envueltos en la caza, durante la cual Satán, Takimoto y Dakini resultaron muertos, Striklan traiciono a Strucker, y tan sólo Guillotina y Rómulo regresaron a Hydra. En secreto, Hydra había conseguido su verdadera meta, analizar los recursos superhumanos de los Estados Unidos.

Strucker consiguió otra impresionante victoria cuando secretamente adquirió el control de la WFET, una cadena de televisión en manos de Kingpin. Cuando SHIELD se dio cuenta del movimiento de Hydra, éstos informaron a Daredevil, que propagó la información por las calles. Mientras tanto, Kingpin actuó contra Hydra, tan sólo para ver como ésta robaba prácticamente todo su dinero, destrozaba sus negocios y ayudaba a terminar con su reinado criminal. 

Cuando los recursos del antiguo Kingpin estuvieron divididos entre diversas facciones criminales (algunas de las cuales dirigidas por sus propios hijos, Werner, Andrea y Andreas), el barón las reunificó con la Mano, quien envió a su guerrero místico Izanami para ayudar al renovado cártel criminal de Hydra. 

Durante este periodo, Strucker sei hizo pasar por Piel de Serpiente, el guardaespaldas de su hijo Werner (quien simulaba ser la mente criminal detrás de Hydra), a quien terminaría asesinando al considerarle un sucesor indigno. Strucker debió hacer frente entonces a rivalidades internas de Hydra, incluyendo grupos escindidos como la Coalición Génesis; éstos fueron detenidos por un mercenario contratado por Strucker, con la ayuda del Grupo Salvaje de Marta Plateada.

Furia descubrió el liderazgo de Hydra por parte de Strucker al dirigir éste un ataque contra las Naciones Unidas. Furia rastreó a Strucker hasta su base en Islandia, en donde Strucker asesinó a la amante de Furia (Kate Neville) delante de sus ojos. Furia y Strucker lucharon uno contra el otro en la falda de una montaña, terminando la batalla abruptamente cuando Furia cortó la mano derecha de Strucker, haciéndole caer hacia su muerte aparente. Strucker sobrevivió, no obstante, e hizo reemplazar su mano perdida con una Garra de Satán biónica. 

Entonces intentó fortalecer a Hydra tomando inadvertidamente el control de Internet, pero Daredevil impidió una vez más sus planes. Cuando la Tierra fue cautivada por el poder de la Diosa (la contrapartida supuestamente bondadosa de Adam Warlock, Strucker no se vio afectado, y aprovechó la oportunidad para intentar vengarse del traidor Striklan, ahora miembro de la cuadrilla de mercenarios de Marta Plateada; sin embargo, el Grupo Salvaje y SHIELD salvaron a Striklan.

Strucker se reunió entonces con un grupo de neo-nazis estadounidenses para preparar el asesinato del presidente esloveno Wassily Kurov, para así usurpar el gobierno de su nación. Kurov fue salvado por la Cuadrilla Caza-Skrulls y el Capitán América (que más tarde demostró ser un impostor skrull). El barón se unió entonces brevemente a otro noble nazi, el barón Helmut Zemo), en un complot para conquistar el mundo que se vio truncado por la intervención de los Vengadores y los Thunderbolts, tras el cual Strucker y Zemo se separaron como enemigos.

Strucker decidió entonces llevar a cabo un ambicioso plan en donde se infectaría a gente importante, como Henry Gyrich (de la Comisión de Actividades Superhumanas) con nanites que le permitirían controlarlos. Bajo el influjo de Strucker, Gyrich casi mata a todos los superhumanos de la Tierra con los nanites. La intervención de Strucker en la operación fue descubierta por el Batallón-V, que terminó con su intento de controlar a la población mundial con los nanites.


Por entonces, Strucker se casó con una poderosa y rica mujer llamada Elsbeth, que le tenía en poca estima y mantenía una relación sentimental con su guardaespaldas mutante, Gorgón. Ambos, Elsbeth y Gorgón, conspiraron para derrocar a Strucker como líder de Hydra, creando un clon suyo que le sustituyó mientras el auténtico desconocía todo esto. 

El clon de Strucker conspiró con la Mano para asesinar a Lobezno y resucitarle místicamente bajo su control, planeando crear un ejército de superhumanos controlados de igual forma. Mientras tanto, ajeno a todo esto, el verdadero Strucker había financiado a Abe Jenkins la fundación de un nuevo equipo de Thunderbolts, que lucharon contra amenazas que el mismo Strucker había planeado.

Sin que Strucker lo supiera, Elsbeth y el Gorgón enviaron a Lobezno a asesinar a Strucker, pero éste fue salvado por el Espadachín (en secreto Andreas, el propio hijo del barón), y Strucker se preparó para reclamar el control de Hydra (ahora gobernada por la insidiosa pareja de su esposa y su amante, tras el sacrificio ritual del clon ante las fuerzas de Hydra, haciéndolo pasar por el verdadero Strucker) detonando bombas nucleares en Nueva York. 

Sin embargo, los nuevos Thunderbolts se le opusieron, y se vio obligado a abandonar su complot para intentar paliar los problemas internos de Hydra. Sin embargo, fue interceptado por Helmut Zemo, quien reclamó su ayuda en sus propios y misteriosos planes; desde entonces, nada más se ha sabido del barón Wolfgang von Strucker.

Poderes y habilidades.

Strucker tiene la fuerza normal de una persona de su edad, peso y constitución física reforzada por ejercicios regulares. En el pasado, el Barón Strucker no poseía ningún poder sobrehumano, aunque tomaba sueros especiales desarrollados por los científicos de Hydra que retrasaban su envejecimiento manteniéndole en una forma óptima. Tras ser revivido por la exposición a la Espora Mortal, Strucker es ahora capaz de emitir el virus de la Espora a voluntad, matando a sus víctimas casi inmediatamente.

Strucker es un estratega, un espía, un maestro del disfraz y un actor todo en el mas alto nivel. Así mismo es también un gran tirador, un gran espadachín, y un gran combatiente. Las armas mas conocidas de Strucker era la Garra de Satán, un guantelete metálico desarrollado por los científicos de Hydra que, colocado en su puño derecho, no solo aumentaba su fuerza, sino que además emitía poderosas descargas eléctricas.

Creado por Stan Lee / Jack Kirby.
Año 1963.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes