23 mar. 2016

Immortus / Inmortus.


Historia.

Inmortus, nacido como Nathaniel Richards, en recuerdo a un antepasado suyo del mismo nombre y apodado "el Benefactor", nació en una tierra alternativa, en el futuro de la tierra 6311. Poco se sabe de su pasado, excepto un pasaje de su juventud, en el que tuvo una pelea con un gamberro futurista, compañero suyo de clase llamado Morgan, el cual le cortó el cuello con una unidad antigravedad, el joven Nathan estuvo apunto de morir, y hubo de permanecer en el hospital recuperándose de sus graves heridas durante mas de un año.

En un momento de su juventud, y ya recuperado de sus heridas, el joven Kang fue visitado por cuatro aventureros procedentes del pasado de una línea temporal distinta, que trataron de convencerle de que se sometiera a un tratamiento para impedir que una versión futura suya acabara destruyendo el universo. Para asegurarle que eran de fiar, uno de ellos, Reed Richards, hijo de Nathaniel Richards, sometió a ambos a un análisis de ADN para que viera que estaban emparentados. 

El futuro Kang aceptó la prueba como cierta, y permitió a los viajeros que le sometieran al tratamiento. Se desconoce si decía la verdad, o si de lo contrario mintió y no estaba realmente emparentado con los Richards, sino como otras fuentes han dicho, con el tirano del Siglo XX, el monarca latveriano conocido como el Doctor Muerte. En cualquier caso, esta visita de héroes del pasado, le estimuló a buscar aventuras más allá de su periodo temporal.

Ya como adulto, Nathan, un hombre de acción, languidecía en el aburrimiento atrapado en una época de paz, que le sumía en la melancolía. Un día, descubrió y visionó unos videos que hablaban sobre el pasado, mostrando imágenes en las que aparecían grandes héroes, como los 4 Fantásticos y los Vengadores y otros (aunque no necesariamente debían ser los héroes tal y como los conocemos sino que tal vez fueran sus contrapartidas de otra realidad).

Viéndose identificado con esa época, y deseando escapar de la época de paz que le había tocado vivir, el futuro Inmortus se dedicó a bucear en su pasado, descubriendo unas reliquias de un ancestro suyo, (debía tratarse seguramente del Doctor Muerte) y que pertenecían a la época que pudo ver en los videos. Entre estas reliquias, encontró la ubicación de la Fortaleza, perteneciente a Cassandra Richards (esposa de Nathan) mas conocida como Warlord.

Nathan localizó las ruinas de la Fortaleza y en su interior encontró un gran número de armas de gran poder que podía utilizar para sus propios fines, además, entre otros muchos hallazgos, encontró la plataforma temporal dejada atrás por sus ancestros.

Trabajando a partir de estos diseños, el futuro Inmortus logró diseñar su propia máquina del tiempo, con la que se dispuso a viajar al pasado, en previsión a su viaje a otro tiempo, le dio el aspecto de un antiguo ídolo, una esfinge, y tras viajar al pasado, marchó hasta el Antiguo Egipto al 2950 Antes de Cristo, y allí, gracias a su avanzada tecnología, subyugó fácilmente a los nativos, que le consideraron como un Dios, y le coronaron faraón con el nombre de Rama-Tut. Rama-Tut gobernó en Egipto durante diez años, hasta que se produjo la llegada de los 4 Fantásticos (y aunque en su momento no se supiera, también de los Vengadores Costa Oeste y del Doctor Extraño), que combatieron contra Rama-Tut.

En un principio, Rama-Tut logró someter al cuarteto de héroes, y se reservó a Susan Richards, como su futura consorte, mientras que los hombres quedaban presos. Finalmente, la intervención de los Vengadores Costa Oeste permitió que el Doctor Extraño escapara de las garras de los esbirros de Rama-Tut, y el Doctor Extraño usó sus hechizos para liberar a la Cosa, y esto permitió a los 4 Fantásticos escapar, y posteriormente se enfrentaron al faraón, obligándole a huir con su máquina del tiempo, en su huida sin embargo, quedó atrapado en una corriente cronal que le envió a un futuro distante, donde acabó convirtiéndose en Kang.


Tras una larga y azarosa vida, un Kang cansado de tanta batalla y conquista, regresaría al Antiguo Egipto, de nuevo convertido en Rama-Tut, encontrándose ya en el crepúsculo de su vida, Rama-Tut decidió dedicar sus últimos años a la meditación y la contemplación, para ello decidió viajar al reino atemporal del Limbo, se autoproclamó monarca del Limbo y asumió la identidad de Inmortus.

No le duró mucho tiempo esta época de contemplación, ya que Inmortus fue visitado en el Limbo por los Guardianes del Tiempo, que clamaron que le habían elegido a él de entre todos los viajeros temporales, para convertirlo en custodio de la corriente temporal, y para mostrarle los secretos del tiempo.

Tras completar su instrucción, los Guardianes del Tiempo ofrecieron a Inmortus la custodia de siete milenios, los periodos que estaban comprendidos desde el 3000 antes de Cristo hasta el 4000 después de Cristo.

Para poder llevar a cabo su trabajo, los Guardianes dotaron a Inmortus de maquinaria para monitorizar el tiempo, para trasladarse por él a voluntad, y le dieron también los medios necesarios para vivir eternamente en el Limbo sin convertirse en un Fantasma del Espacio.

Con estos medios, Inmortus tomó el mando de los Fantasmas del Espacio sometiéndolos a su voluntad, y tomó al robot Tempus (construido por un Inmortus ya anciano en el futuro, y enviado al pasado para ayudar a su yo mas joven a gobernar y solucionar sus dudas y dilemas) como su ejército personal.

En un momento dado, Inmortus descubrió que la mutante conocida como la Bruja Escarlata, era un nexo que existía en todas las realidades. La progiene de Wanda tendróa el potencial de codearse con los grandes poderes del Universo, pudiendo sacudir los cimientos del mismo cosmos.

A fin de prevenir una posible amenaza que pondría en peligro su propia existencia, los Guardianes del Tiempo ordenaron a Inmortus que acabara con la raíz del problema, y pusiera fin a la vida de los Vengadores, como aliados de la Bruja Escarlata, y la propia Wanda.

Inmortus sin embargo, buscó otra manera de solucionar el problema, una manera que no implicara matar a nadie, y que al mismo tiempo le permitiera usar a la joven mutante para asegurar su control sobre el periodo temporal que tenía bajo custodia, para ello, centró su atención en todos los sucesos que rodeaban a Wanda y los que le rodeaban, lo que implicaba a los Vengadores.

Inmortus creía que si evitaba que Wanda se uniera a los Vengadores, la mutante sería mas susceptible a sus manipulaciones, por ello maquinó una serie de planes para derrotar o disolver a los Heroes mas Poderosos de la Tierra antes que la joven mutante se uniera a ellos.

Así, al poco de producirse la unión de los Vengadores, Inmortus envió a uno de los Fantasmas del Espacio para intentar que el grupo se disolviera, evitando asi que se convirtieran en una amenaza para los Guardianes, tras convertirse primero en Hulk, posteriormente en Iron Man y por último en el Hombre Gigante, el Fantasma del Espacio fue derrotado al intentar suplantar a Thor, sin saber que su poder no afectaba a aquellos que no eran mortales.


Tras fracasar este primer intento, Inmortus no vio otra opción que tomar cartas en el asunto y actuar personalmente para intentar acabar con los Vengadores, para ello se puso en contacto con los Amos del Mal del Barón Zemo, enemigos de los Vengadores aliándose con ellos para acabar con el supergrupo.

Zemo condicionó la ayuda de Inmortus, a que acabara con uno de los héroes, de modo que Inmortus tras secuestrar al joven Rick Jones, compañero del Capitán América, obligó al abanderado a marchar al pasado y una vez allí, enfrentarse a sus hordas temporales para liberar a su compañero.

El Capi logró liberar a Rick, e Inmortus se vio obligado a devolver al Capi al presente, llegando justo a tiempo para ayudar a los Vengadores contra los Señores del Mal que se vieron obligados a huir, la Encantadora lanzó un hechizo que borró de la memoria de los Vengadores esta pelea, y la intervención de Inmortus, aunque el viajero temporal si recordaba su derrota ante el grupo de héroes, que se ganaron su admiración por su bravura y poderío.

Esta admiración llevó a Inmortus a desafiar a los Guardianes del Tiempo, en vez de eliminar a los Vengadores, Inmortus decidió monitorizar las acciones del grupo maquinando para evitar que interfirieran en los planes de los Guardianes, preservando así su vida.

Como parte de estas maquinaciones, Inmortus creyó encontrar la solución perfecta para el problema de la progiene de la Bruja Escarlata, ya que la joven mutante comenzó a sentir una creciente atracción hacia uno de sus compañeros en el grupo, el androide conocido como la Visión, como por todos es sabido que un androide es incapaz de procrear, la Bruja jamás tendra descendencia, de modo que maquinó para fomentar esta unión entre bruja y androide.

Viendo que la Visi n no se atrevía a declarar su amor a la mutante, dudando de su capacidad para amar, Inmortus envió a un Fantasma del Espacio para que se aliara con el Segador, y ambos ofrecieron a la Visión la oportunidad de conseguir un cuerpo humano, pero como ese cuerpo era el de su compañero, el Capitán América, la Visión se negó a sacrificar otra vida humana, comprendiendo que no necesitaba un cuerpo humano para sentirse idem.

Inmortus, satisfecho, creyó haber preservado su seguridad y la de los Guardianes, sin embargo, sus amos le mostraron su error, la raza humana era un peligro también como raza, como demostró Rick Jones al acceder a la Fuerza del Destino durante la guerra entre los Kree y los Skrulls, los Guardianes del Tiempo aterrorizaron a Inmortus mostrándole imágenes del futuro en el que la humanidad, amparados en el Batallón Cosmico de Vengadores se habían convertido en unos dictadores cósmicos afectando el equilibrio del cosmos.

Muy afectado, Inmortus prometió que no permitiría que este futuro tuviera lugar, los Guardianes del Tiempo amenazaron con que si no triunfaba eliminando la amenaza de la Bruja Escarlata y de la propia humanidad, acabarían no solo con los Vengadores, sino con toda la raza humana. 

Inmortus decidió usar medidas más severas, viajó al pasado y se reunió con una raza extraterrestre (posiblemente habitantes de Marte), llamándoles su atención sobre la Tierra y convenciéndoles para que invadieran el planeta. Los extraterrestres lanzaron su invasión en 1901, solamente para percatarse que los gérmenes de la atmósfera terrestre eran letales para ellos, viéndose obligados a retirarse.

Inmortus azuzó entonces a los Badoon contra la Tierra, clamando que la humanidad podría convertirse en una amenaza incluso para ellos, los Badoon se dispusieron a conquistar la Tierra, solo para ser rechazados gracias a la intervención del antiguo heraldo de Galactus, Estela Plateada.

Aunque en la Tierra 691 estos ataques extraterrestres fracasaron, no fue así en otras realidades, en estas, la Tierra se vio sometida al dominio de los marcianos o de los Badoon, siendo repelidos finalmente gracias a la resistencia humana (liderada por los retazos de Los Vengadores liderados por la Pantera Negra) o por Killraven y sus aliados respectivamente.

Inmortus vio como sus planes corrían peligro debido a la intervención de alguien que nunca esperaba que se le opusiera, él mismo. Efectivamente, una encarnación de Inmortus, cuando todavía era Kang, tenía sus propios planes, que entraban en conflicto directo con los de Inmortus.

Para evitarlo, Inmortus transportó a Kang y a Rama-Tut (otra encarnación de si mismo) a su base en el Limbo, y tras aprisionar al antiguo faraón, se alió con Kang para combatir a los Vengadores.

Usando su máquina del tiempo, Inmortus y Kang sacaron de la corriente temporal a los miembros de la primera Legión de los No Vivos (el Hombre Maravilla, la primera Antorcha Humana, Midnight Sun, el primer Barón Zemo, el monstruo de Frankenstein y el Holandés Errante), y después llevaron a los Vengadores al Limbo para que se enfrentaran a la Legión.

El matar a los Vengadores no entraba en los planes de Inmortus, pero si indudablemente en los de Kang, que traicionó a Inmortus encerrándolo, y se dispuso a matar a los Vengadores usando a la Legión.

En plena lucha, dos de los Vengadores, Iron Man y la Visión, murieron en combate, pero otro de ellos, Ojo de Halcón, logró rescatar a Inmortus, el cual usó su poder sobre el tiempo para salvar a los dos vengadores y devolver a los miembros de la Legión de los No Vivos a sus respectivas realidades, mientras, Kang luchaba contra Thor siendo una vez mas derrotado.

Aparentemente para compensar a los Vengadores por haber ayudado a Kang, Inmortus se ofreció para ayudar a la Visión, que dudaba sobre su humanidad y capacidad para amar, entonces Inmortus envió a uno de sus Fantasmas del Espacio en forma de Sincrobastón, que llevó a los Vengadores a un viaje al pasado, que convenció al androide de su capacidad de amar, lo que ni la Visión ni los Vengadores sabían, es que el Fantasma del Espacio e Inmortus solo habían mostrado los retazos del pasado que les interesaban para llevar a cabo sus planes.

El resultado fue que la Visión creyó que su cuerpo fue construido a partir del de la Antorcha Humana original, una vez descubiertos sus orígenes, el androide estaba ya dispuesto a aceptar lo evidente, el amor que sentía por la Bruja.

Aun tuvo una última dificultad Inmortus, en el postrero intento de Kang para hacerse con Mantis, la Madonna celestial, tras arduo combate Kang logró secuestrar a Mantis, sin embargo, Inmortus había previsto esta eventualidad, y había sustituido a la Madonna por uno de los Fantasmas del Espacio, de modo que los planes de Kang se vieron frustrados nuevamente.

Inmortus ofició entonces una boda curiosa, la de Mantis y el Cotati (con el aspecto del Espadachín) y por fin, pudo ver cumplidos sus planes, con la boda de la Visión y la Bruja Escarlata.

No fue esta la última vez que Inmortus pareció ayudar a los Vengadores contra Kang, los ayudó a evitar que Kang conquistara el Siglo XX conquistando primero el siglo XIX, permitiendo a un grupo de Vengadores que viajara al Lejano Oeste y allí derrotaran al Conquistador.

En un momento dado, se ignora cuando, Inmortus al parecer, en un ataque de soledad por su estancia en el Limbo, decidió traer a su reino a una compañera, fijó su atención en una terrestre que le había impresionado anteriormente, la Vengadora conocida como Ms Marvel, a la que llevó al Limbo y tras un tiempo cortejándola (y con un poco de ayuda de sus máquinas), consigui  que se enamorara de él, y tras yacer juntos Carol dio a luz a un varón que recibió el nombre de Marcus.

Sin embargo, como Carol no pertenecía al Limbo y corría el riesgo de convertirse en un Fantasma del Espacio, Inmortus se vio obligado a devolverla a la corriente temporal con los recuerdos de su estancia en el Limbo borrados.

Como el tiempo en el Limbo transcurría de manera diferente a la realidad, la vuelta de Carol al presente se produjo apenas un segundo después de su "abducción" por parte de Inmortus. 

No fue hasta la marcha de Inmortus del Limbo que Marcus decidió marchar a la Tierra a reunirse con su madre, sin embargo, sin la maquinaria necesaria para permanecer fuera del Limbo, la presencia de Marcus en la Tierra provocó tal caos temporal que casi la destruye, de modo que Marcus hubo de regresar al Limbo y Carol decidió acompañarle (sin embargo Marcus murió en el Limbo poco después).


Poco mas tarde, Inmortus maquinó para poner fin a otra posible amenaza para sus planes y los de los Guardianes del Tiempo, a saber, el poder del vengador Thor para viajar en el tiempo gracias a su martillo Mjolnir.

Cuando el dios del trueno intentó viajar al pasado para presenciar la primera llegada de los Celestiales, Inmortus maquinó para que acabara en el Limbo.

Allí, Inmortus envió a uno de los Fantasmas del Espacio para que reclutara a Thor en una falsa misión de ayuda. El Fantasma convenció a Thor que su planeta Phantus estaba en peligro y que solamente el poder de su martillo podía salvarlos. Tras llevar a Thor hasta la fortaleza de Inmortus, el dios del trueno creyó a pies juntillas la explicación de Inmortus que una de sus maáquinas alimentada por la energía cronal de su martillo, podría salvar a Phantus.

Sin embargo, la realidad es que la máquina de Inmortus drenó la energía cronal de Mjolnir, privándole de la capacidad para viajar en el tiempo, aunque el Dios del Trueno marchó del Limbo convencido de haber salvado un planeta.

Poco mas tarde, los planes de Inmortus parecieron desmoronarse, cuando una noticia convulsionó al Señor del Limbo, la Bruja Escarlata había usado sus poderes para concebir mediante la mágia un par de gemelos, basados en el amor de su marido y suyo, esto podría llevar a los Guardianes a actuar y destruir a la humanidad.

Inmortus decidido a desestabilizar a la Bruja Escarlata, para convertirla en una presa fácil para sus planes, Inmortus maquinó para que el gobierno considerara a la Visión como una amenaza para la seguridad. Para poner fin a esta amenaza, varios gobiernos de la Tierra se aliaron para capturar a la Visión, y posteriormente la desmantelaron desmembrándolo pieza por pieza.

Los Vengadores y la Bruja Escarlata descubrieron el cuerpo desmembrado de la Visión, los expertos del grupo intentaron reconstruir al androide, y para ello recavaron la ayuda del creador de la Antorcha Humana, Phineas T. Horton, sin embargo también esto lo había previsto Inmortus, y lo sustituyó por uno de sus Fantasmas Espaciales que afirmó que la Visión no tenía nada que ver con su Antorcha Humana.

El ver como todo lo que creía sobre el origen de su marido se venía abajo, acercó a la Bruja un poco mas a la locura, y el hecho que la Visión fuera recreado completamente carente de emociones, no hizo mas que ampliarlo.

Investigando los orígenes de los hijos de la Bruja, Inmortus descubrió que ambas criaturas eran en realidad pedazos del alma de Mefisto. El demonio envió a uno de sus agentes, Pandemonium, para que secuestrara a los niños y se los llevara, lo que llevó a un enfrentamiento entre Mefisto y los Vengadores, aunque no pudieron evitar que los dos niños desaparecieran al anular Agatha Harkness la magia de su pupila. Inmortus vio complacido como el shock por la pérdida de sus hijos, la convertía en presa fácil para sus manipulaciones.

Con sus planes para la Bruja Escarlata bajo control, y con los Vengadores privados de su capacidad para viajar en el tiempo, Inmortus pudo dedicarse a otro proyecto mas personal, la eliminación de las diferentes variantes temporales provocadas por su otro yo, debido a las maquinaciones temporales de Kang.

Inmortus maquinó para transportar a Kang, que se había perdido en la corriente temporal, al Limbo. Kang llegó a la fortaleza de Inmortus y encontró lo que parec a ser el cadáver de Inmortus (en realidad era el cadáver de un Inmortus ya anciano, no el del joven Inmortus aún al servicio de los Guardianes).

Trajinando con las máquinas de Inmortus (previamente preparadas por el señor del Limbo), Kang evitó la muerte de su amada Ravona sacándola de la corriente temporal poco antes de su muerte. Al hacerlo creó una realidad en la que al salvar a su amada, él mismo moría. Fue entonces cuando descubrió que sus viajes temporales habían provocado cientos de réplicas temporales y decidió eliminarlas una a una tras atraerlos al Limbo, asegurándose así que no se crearan más divergencias.

Desde su escondite, Inmortus había ido recopilando los recuerdos de los Kangs que iban muriendo a manos del Kang asesino. Kang mató a todos los Kangs, menos a dos de ellos, los mas hábiles y los mas difíciles de matar, para ello trasladó a los Vengadores al Limbo, para que le ayudaran a matar a sus dos enemigos.

Sin embargo, cuando finalmente logró acabar con sus dos enemigos, fue cuando se manifestó Inmortus, declarando su alianza con Ravonna, y le contó sus planes de cómo había ido compilando los recuerdos de los Kang fallecidos, recopilados todos ellos en un psico-globo.

Kang e Inmortus batallaron por la posesión del globo, y aunque Kang se hizo con su premio, el verse sometido a los recuerdos de cientos de personas le volvió temporalmente loco, y huyó perdiéndose en la inmensidad del Limbo. Inmortus por su parte, expulsó a los Vengadores del Limbo sin darles mayores explicaciones, afirmando que habían cumplido su objetivo.

Tras la "aparente" muerte de Kang y sus contrapartidas, Inmortus pudo continuar con su plan de usar a la Bruja Escarlata como fuente de poder para consolidar su poder sobre la corriente temporal sobre la que era custodio. Para ello, se dedicó a suprimir aquellas anomalias temporales que podrían poner en peligro sus planes, visitando realidades en las que Lincoln no fue asesinado, Napoleón conquistó Moscu, Leonard Tippit provocó al III Guerra Mundial y otras.

Finalmente Wanda, que había perdido a sus hijos y posteriormente vio como su marido era desmembrado y reconstruido carente de emociones, ahora era secuestrada primero por los alienígenas conocidos como "Aquellos que perduran", y después convertida en una de las novias de Set, perdió la cordura, y se convirtió en una versión malvada de si misma, combatiendo a sus compañeros y después uni ndose a su padre para conseguir la victoria de los mutantes sobre la humanidad.

Inmortus observó desde el Limbo las evoluciones de la Bruja, y tras eliminar la última de las realidades que le estorbaba (una en la que JFK no moría a manos de Lee Harvey Oswald) vio llegado el momento de poner en práctica sus planes, y tras paralizar a la Bruja Escarlata la llevó a su fortaleza en el Limbo y allí comenzó a convertirla en fuente de poder.

Ayudados por Agatha Harkness, los Vengadores marcharon al Limbo dispuestos a combatir a Inmortus y rescatar a la Bruja. Para combatirles Inmortus convocó a otra versión de la Legión de los no Vivos, que fueron finalmente derrotados por los Vengadores, entonces Inmortus envió a Tempus contra ellos.


Mientras los camaradas de Wanda luchaban contra Inmortus y Tempus, Agatha contactaba mentalmente con su pupila convenciéndola para que rechazara el poder que le estaba siendo otorgado.

El fin de la utilidad de Wanda como nexo de poder podía haber provocado la destrucción de toda la realidad, pero esto coincidió con la llegada de los Guardianes del Tiempo que contuvieron el nexo, cuando Inmortus reclamó para si la energía del nexo, los Guardianes aceptaron y se lo otorgaron, lo que Inmortus no sabía es que quedaría atrapado e inmovilizado en el proceso.

Ni en este estado Inmortus dejó de ser una amenaza para el multiverso, Inmortus comenzó a emitir olas de caos temporal por todo el multiverso, que amenazaban con reordenarlo para convertirlo en el señor del tiempo, la Agencia de Variación Temporal envió a varios agentes para evitarlo, todos ellos fracasaron y finalmente, la Agencia envió, por recomendación de Uatu, agentes al pasado de Inmortus para ponerle un implante que impediría que en el futuro, pudiera convertirse en nexo. Este plan, como ya hemos comentado al principio, si funcionó y la amenaza del presente quedó solventada.

Los Guardianes del Tiempo convinieron que Inmortus había actuado en su propio beneficio, y restauraron al Señor del Limbo a su antigua labor de custodio de siete milenios para proteger sus propios intereses.

Inmortus volvió a dedicarse a su misión de mantener a la humanidad lejos del espacio, para impedir que estos se convirtieran en una amenaza para el cosmos, todo fue bien, hasta que el Señor del Limbo, ahora instalado en su fortaleza de Cronopolis, vio con consternación como los Vengadores se disponían a marchar al espacio e intervenir en la guerra entre los Kree y los Shi'ar.

Inmortus consiguió influir en Iron Man, accediendo a la red neuronal de su armadura, de modo que cuando la raza Kree fue diezmada como consecuencia de la explosión de la nega-bomba, provocada por el líder Kree, la Inteligencia Suprema, a Inmortus le fue fácil influir en Iron Man para que junto a siete Vengadores, marcharan en busca del genocida, provocando su muerte.

Inmortus creía haber cumplido los designios de los Guardianes del Tiempo, sin embargo estos le mostraron que nada mas lejos de la realidad, mostraron un futuro en que la Shi'ar conocida como Grito de Muerte, mostraba a los Vengadores las atrocidades cometidas por su pueblo contra los Kree, los Vengadores marcharon al espacio (como temían los Guardianes), liberaron a los Kree y construyeron fortalezas protegidas por batallones de Vengadores Galácticos, que serían el germen del futuro imperio terrano que tanto temían los Guardianes.

Estos se dispusieron a eliminar a la raza humana, pero las súplicas de Inmortus para que le concedieran un último intento, dieron a la humanidad una nueva oportunidad. La vigilancia de Inmortus le permitió prever la llegada de Onslaught, que diezmaría a los Vengadores impidiendo que influyeran en los planes de los Guardianes. Inmortus vio que si lograba retener a los Vengadores en la Tierra lo suficiente, hasta la llegada de Onslaught, la humanidad estaría salvada.

Como todavía mantenía su control sobre Iron Man, y apoyado por los Fantasmas del Espacio, urdió una trama que involucró a Vengadores y Fuerza de Choque, haciéndoles creer que Kang iba a lanzar un nuevo ataque sobre este tiempo. Bajo el control de Inmortus, Iron Man asesinó a Marilla, Chaqueta Amarilla II y Mariane Rodgers y mantuvo a los Vengadores confusos, ocupados y heridos, durante largo tiempo, haciéndoles creer que combatían a Kang, Mantis, Tobias, Malaquias, Neut y otros, cuando en realidad combatían a Fantasmas del Espacio.

La derrota de Kang/Inmortus coincidió prácticamente con la llegada de la amenaza prevista por Inmortus, la criatura conocida como Onslaught que diezmó a los Vengadores, aunque la intervención de Franklin Richards les salvó de la muerte mandándolos a otra realidad.

Tiempo despues, los Guardianes del Tiempo contemplaron con resignación como Rick Jones volvía a tener acceso a la Fuerza del Destino, y como la amenaza que suponía la humanidad no había sido abortada.


Los Guardianes enviaron a Inmortus para que asesinara a Rick Jones antes que tuviera pleno acceso a la Fuerza, y pudiera ayudar a los Vengadores a extender su influencia en el Universo.

Inmortus usó sus máquinas para detener el tiempo y detuvo al Área Azul de la Luna, donde los Vengadores habían llevado a Rick para que fuera visitado por la Inteligencia Suprema, tras esto envió a Tempus para que asesinara a Jones.

Sin embargo Kang, que de alguna manera averiguó los planes de Inmortus, uso su propia maquinaria temporal para contrarrestar los efectos de la m quina de Inmortus y presentarse en el Area Azul.

Se produjo el encuentro entre el mismo hombre, pero en distintos momentos de su vida, Inmortus intentó convencer a Kang de la necesidad de matar a Jones para que la humanidad pudiera sobrevivir, sin embargo Kang no solo se negó sino que abatió a Tempus y rechazó a Inmortus, el cual se vio obligado a enviar a sus ejércitos sacados de todos los tiempos, para derrotarlo.

El aliado de Kang, Libra, usó la Fuerza del Destino para restaurar la salud de Jones, y logró que este convocara en su ayuda a una partida de Vengadores provenientes del pasado, el presente y el futuro, para que se enfrentaran a Inmortus y sus legiones, se trataba del Capitán América, Chaqueta Amarilla, el Hombre Gigante.. Los Vengadores se unieron a Kang contra Inmortus, mientras este intentaba hacerles ver lo desesperado de sus acciones, finalmente, el señor del Limbo se retiró con sus legiones mientras Kang se retiraba a su base en Cronopolis mientras apremiaba a los Vengadores para que se retiraran para proteger la vida de Jones.

Buscando acabar con la vida de Jones, Inmortus atacó Cronopolis con un ejército de trillones de soldados temporales, Kang intentó oponer sus limitadas fuerzas ante tal avalancha de enemigos, y para mayor consternación del viajero del tiempo, los Vengadores ocasionales llegaron a Cronopolis guiados por Libra, y se unían a la defensa de la fortaleza temporal.

Sin embargo, ni los esfuerzos superheroicos ni las fuerzas de Kang pudieron detener la marea de enemigos que frente a ellos se alzaban y los Vengadores hubieron de retirarse a bordo de una de las esfinges con capacidad para viajar en el tiempo, mientras Kang se quedaba atrás para proteger el Corazón de la Eternidad, un ingenio trans cronal que permitia a Cronopolis existir simultáneamente en cualquier línea temporal, sin embargo Kang fue derrotado por Tempus, que destruyó el Corazón de la Eternidad, e Inmortus pudo pulverizar Cronopolis absorbiendo a sus habitantes en el interior del Forever Cristal, de modo que ahora Inmortus podía cambiar la historia a su antojo, y estos cambios se verían reflejados en todas las realidades.

A bordo de la máquina temporal en la que huían, los vengadores ocasionales descubrieron los tres momentos que Inmortus pretendía modificar, y se dividieron para investigar cada uno de estos acontecimientos.


Así, el Capitán América y el Hombre Gigante acabaron en una realidad alternativa, en el que la Tierra había sido conquistada por los marcianos, que habían diezmado la Tierra y frente a ellos solo se oponía la resistencia humana, liderada por los retazos de los Vengadores, liderados por Pantera Negra, los dos héroes se unieron a la resistencia a los que acompañaron a Wakanda, dispuestos a marchar al espacio a bordo de una nave para combatir a los marcianos.

Sin embargo Inmortus maquinó para evitarlo, y los Vengadores hubieron de renunciar a viajar al espacio para salvar a uno de los suyos, usando los últimos restos de Vibranium que quedaban en la Tierra .

Por su parte Genis y la Avispa marchaban a la década de los 50, donde un Skrull suplantaba a Richard Nixon. El descubrimiento del impostor provocaría una paranoia contra los alienígenas que aceleraría el programa espacial de la Tierra, Genis y Jan se unieron a los Vengadores de los años 50 para enfrentarse a Inmortus, este sin embargo usó el Cristal para borrar esta realidad, y a duras penas los dos vengadores lograron huir a su nave con los demás (esta es la razón que nadie recuerde la existencia de un grupo de vengadores en los años 50).

Pájaro Cantor, Ojo de Halcón y Chaqueta Amarilla por su parte marcharon al viejo Oeste, donde descubrieron la existencia de los Fantasmas del Espacio cuando estos pretendían capturarlos para llevarlos ante Inmortus. Tras esto, los Vengadores se reunieron en su nave, y se dispusieron a asaltar la Fortaleza de Inmortus en el Limbo.

Allí fueron capturados y sometidos por ilusiones y engaños por los Fantasmas del Espacio y por Tempus hasta que finalmente lograron escapar todos menos Chaqueta Amarilla que fue hecho prisionero por el propio Inmortus.

Enfrentado a su futuro, plagado de crisis nerviosas, depresiones, un matrimonio violento, Pym se alió con Inmortus para que arreglara la corriente temporal y le permitiera casarse con Janet.

Chaqueta Amarilla llevó a Inmortus hasta la nave de sus compañeros, y el señor del Limbo sometió a los Vengadores, a los que llevó a su fortaleza. Para mostrarles lo que los Guardianes del Tiempo temían, Inmortus envió a los Vengadores hasta el futuro, a un planeta dominado por el Batallón Galáctico de Vengadores, allí se vieron involucrados en una batalla campal, hasta que fueron arrebatados de la corriente temporal por Inmortus que los llevó de nuevo al Limbo.

Esto coincidió con la llegada de los Guardianes del Tiempo, Inmortus probó un último intento de salvar a la humanidad, argumentando que los Vengadores eran una poderosa fuerza del bien.

Los Guardianes se negaron a perdonar a la humanidad, ya que la raza humana era una potencial amenaza capaz de poner en peligro su propia existencia. Decidieron tras un estudio, que cerca del 58% de las lineas temporales estaban "infectadas por la humanidad, y que deb ín ser exterminadas para preservar su existencia.

Tras conocer el destino que esperaba a la Tierra, Chaqueta Amarilla reconsideró su postura de ayudar a Inmortus, y tras acceder a la Fuerza del Destino, liberó a sus compañeros y se dispusieron a combatir a los Guardianes con la ayuda de los recién llegados Kang, Rick Jones y la Inteligencia Suprema.

Los Guardianes decidieron no ensuciarse sus manos luchando contra seres inferiores y escaparon a su base en la Ciudadela del Fin de los Tiempos, allí ordenaron a Inmortus que se les entregara el Forever Cristal para poder usar su crono cañón, acabando así con las lineas temporales corrompidas.

La llegada de los Vengadores y sus aliados aceleraron las cosas, Inmortus, en un arrebato de conciencia se negó a obedecer a los Guardianes y sacrificar a los Vengadores o la humanidad, y uno de los Guardianes, como represalia, usó su poder para desintegrar al Señor del Limbo, le arrebató el Cristal y se dispuso a usar el Crono Cañón para erradicar las lineas temporales infectadas.

Los Vengadores se dispusieron a abatir a los Guardianes, y estos enviaron a un ejército compuesto por Vengadores de todos los tiempos y realidades, pero eran Vengadores que se habían vuelto malvados.

Gracias a la ayuda de Libra, los Vengadores pudieron acceder a la Fuerza del Destino que les permitió luchar contra semejante avalancha de enemigos, los Guardianes sin embargo descubrieron la participación de Libra en la batalla y lo pusieron fuera de combate privando a los Vengadores de su nuevo poder, tras inmovilizar a los heroes en un campo de estasis, los Guardianes decidieron encargarse definitivamente de Kang, acelerando el paso de su vida, hasta que llegara el momento de su vida en que se convertiría en Inmortus y por tanto su servidor.

Sin embargo Genis logró forzar la paralisis y entrechocar sus nega bandas, y un Rick Jones alternativo ocupó el lugar de Genis, uniéndose a su joven yo para volver a usar la Fuerza del Destino, y así poder convocar su propio ejército de vengadores, provenientes de todos los tiempos y realidades, pero a diferencia de los esbirros de los Guardianes, estos Vengadores eran verdaderos héroes y se entabló una batalla entre ambas armadas.

Los Guardianes por su parte, vieron como la fuerza de voluntad de Kang era superior a sus esfuerzos, Kang luchó contra su destino, negándose a convertirse en Inmortus y someterse a los Guardianes. 

El resultado, Kang logró mantener su personalidad mientras que Inmortus volvía a la vida, por lo que volvía a haber dos Nathan Richards, los Guardianes cayeron indefensos y un triunfante Kang acabó con la vida de los Guardianes y la amenaza sobre la raza humana desapareció.

El Capitán América tomó entre sus manos el Forever Cristal, y lo destruyó para que nadie pudiera utilizarlo para sus propios fines. De entre las ruinas de la batalla surgió Inmortus, un Inmortus mas joven que su predecesor (aunque ya en estado adulto) y demostraba tener recuerdos de todo lo acontecido, aunque por su edad esto debería ser imposible (en realidad, como mas tarde se supo, el Cristal no fue destruido, y cayó en manos de la Inteligencia Suprema que lo usaría para convertir a su pueblo, los Kree, en la raza alienígena conocida como los Ru'ul).

Inmortus era ahora libre por primera vez en su vida de los designios de los Guardianes del Tiempo, y decidido a no cometer los mismos errores que había cometido en el pasado, volvió a su Fortaleza del Limbo donde se dedicó a la contemplación en compañía de Ravonna. Ambos contrajeron matrimonio y tuvieron un hijo al que llamaron Marcus.


Se ignora a que dedicó su tiempo Inmortus desde la muerte de los Guardianes del Tiempo y los últimos dias del Señor del Limbo.

Años mas tarde, ya ambos ancianos, pactaron poner fin a su vida al mismo tiempo, de modo que Inmortus mantuvo viva a Ravona y preparó sus sistemas de soporte vital para que se detuvieran cuando su corazón se parara.

Ayudados por Marcus y Terminatrix (una Ravona de otra realidad), ambos cumplieron su deseo, cuando el corazón de Inmortus se detuvo su amada Ravona murió también por lo que ambos escaparon a la tirania del tiempo.

Poderes y habilidades.

Inmortus tiene la fuerza de un hombre normal de su peso y su constitución física. Aparentemente unicamente una extrema longevidad que abarca varios siglos. Inmortus posee maquinaria que le permite viajar por el tiempo, teleportar a personas u objetos a otros tiempos, o traer al presente personas u objetos de otros tiempos. Por ejemplo ha traido guerreros del pasado como Hércules, Merlin, Paul Bunyan y otros, o ha llevado a héroes a otros tiempos como el Capitán América. Inmortus tiene además acceso a maquinaria futurista.


Creado por Stan Lee / Don Heck / Dick Ayers.
Año 1964.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes