31 ago. 2015

Rom.


Historia.

Rom nació hace unos doscientos años terrestres en el planeta de Galador, planeta natal de una civilización pacífica en el momento de mayor prosperidad. Prácticamente desconocedores de la guerra, la activa flota de naves espaciales de Galador surcaron la galaxia para compartir su tecnología y su filosofía con otras civilizaciones. 

Aunque los Galadorianos siempre habían sido bien recibidos en todos los lugares del universo, cuando penetraron por primera vez en la llamada Nebulosa Oscura, cayeron víctimas de una emboscada tendida por la Armada de los Fantasmas, una civilización de seres hostiles, de poderes multiformes. 

Los Fantasmas completaron su ataque invocando al Ala Mortal, un enorme ser demoníaco con forma de pájaro que arrasó todas las naves de los Galadorianos, y acabó con la mayor parte de sus ocupantes, y dejó a los supervivientes con graves quemaduras y muy desfigurados, cuando la batalla terminó, toda la flota Galadoriana había sido destruída.

Al conocer el desastre, el Director Principal de Galador pidió voluntarios entre la población del planeta para sacrificar sus cuerpos humanos y someterse a una operación quirúrjica que los convirtiera en un ejército de guerreros cyborgs llamados los "Caballeros del Espacio", siendo adaptados a los rigores del combate en el espacio exterior.

Rom fue el primero de los millones de voluntarios que respondieron a la llamada del gobierno, y uno de los pocos cientos que fueron aceptados y sometidos a la transformación, Rom sufrió una operación quirúrjica en la que su cerebro fue trasladado a un exoesqueleto de circuitos cibernéticos dentro de una armadura sobre la cual se grabaron sus sistemas nervioso y central. 

El resto del cuerpo de Rom, junto a los cuerpos originales del resto de los Caballeros del Espacio, permaneció preservado en Galador por medio de cámaras criogénicas, ya que los Galadorianos pretendían devolver a los Caballeros a su forma humana cuando acabara la guerra contra los Fantasmas. 

Los Caballeros del Espacio fueron enviados a su misión provistos de armas ofensivas especialmente ajustadas a las fuerzas cibernéticas de cada Caballero en particular. En la mayor confrontación que tuvo lugar, los Caballeros del Espacio de Galador destruyeron al grueso de la flota de los Fantasmas, así como a la criatura Ala Mortal. En esta guerra Rom destacó por su valentía y fue declarado héroe galadoriano.

Sin embargo, un gran número de Fantasmas logró escapar del conflicto y se cree que existen un gran número de fortalezas fantasma a lo largo del Universo. Rom declaró ante el resto de los Caballeros y ante el Director Principal, que la amenaza de los Fantasmas no acababa hasta que el último de ellos no hubiera sido atrapado y encerrado en el Limbo. 

Rom y el resto de los Caballeros abandonaron Galador para ir en busca de Los Fantasmas por todo el Universo, y así lo hicieron durante cerca de doscientos años terrestres. Cuando una sonda galadoriana detectó una mayor concentración de Fantasmas en la Tierra, donde los Fantasmas habían asumido la forma de seres humanos, Rom se ofreció como voluntario para viajar a la Tierra a luchar él solo contra los Fantasmas, ya que si enviaban a todos los Caballeros del Espacio a la Tierra, esto alarmaría a la población local. Mentus, regidor de Galador, aceptó la propuesta de Rom, y lo envió a la Tierra.


Rom llegó a la tierra, aterrizando en Virginia, en un pueblo llamado Clairton, donde conoció a varios humanos cuya amistad compartió y que le ayudaron en su búsqueda y captura de los Fantasmas. 

Cuando uno de los Caballeros del Espacio, Terminator, se volvió loco y robó los restos del cuerpo original de Rom de la cámara criogéncia y se hizo con el poder en Galador, Rom hubo de regresar a su planeta, donde decidió que derrotaría a Terminator aún a costa de su cuerpo. Acabada la lucha contra Terminator, Rom regresó a la Tierra donde continuó su lucha contra los Fantasmas.

Rom ha coincidido en sus estancia en la Tierra con algunos superhéroes, como Spiderman o el Doctor Extraño, e incluso contó durante un periodo de tiempo con la compañía de Rick Jones, además su lucha contra los Fantasmas es conocida por la mayor parte de los superhéroes de la Tierra, como los Vengadores, que combatieron también a los Fantasmas que usaban tecnología, o por la Patrulla-X, que combatió a los Fantasmas cuando estos atacaron a Forja.

Poderes y habilidades.

Como humanoide Rom posee la fuerza de un humano de su misma edad, peso y constitución física, como robot posee una fuerza sobrehumana que le permite levantar hasta 15 toneladas.

Además de su fuerza sobrehumana, Rom posee la capacidad de volar y tiene una invulnerabilidad enorme a las armas convencionales. Todos estos poderes derivan de su exoesqueleto cibernético, revestido de una pesada armadura. 


Los sistemas nerviosos central y autónomo fueron genéticamente grabados en dicho exoesqueleto, y su cerebro fue ampliado con conexiones orgánicas computerizadas, y se conservó vivo en un fluido similar a la sangre que debería circular por todos los órganos vitales de su cuerpo para proveerle de vitaminas y enzimas esenciales.

Ciertos componentes de ese fluido sangre-plasma, fueron añadidos mediante maquinaria automática, con lo cual requerían reaprovisionamientos eventuales, pero esto eliminaba la obligación de respirar. 

Los actos que requerían un esfuerzo constante, como los movimientos, o el levantar algún objeto, requieren del uso de una batería termoeléctrica que en condiciones normales puede funcionar durante cinco siglos terrestres. Rom necesita recargar el dispositivo de antimesones, cosa que hace en la Tierra absorbiendo la energía de fuentes tan simples como un enchufe. 

La tecnología de Galador proveyó a Rom de una armadura eléctrica de composición metálica de gran flexibilidad, que incluía fluidos motores que le proporcionaban su fuerza, para recubrir el exoesqueleto.

Rom está equipado con cohetes de propulsión alojados en dos tubos gemelos a su espalda. Estos cohetes funcionan con energía eléctrica, y un motor alimentado con plasma de baja intensidad, que alcanza la velocidad de fuga del sistema solar. 

Rom puede volar a través de la atmósfera a una velocidad máxima de Match 4 antes de que el calor provocado por la fricción cause daños en las terminales exteriores de sus sensores. La renovación del aire frío se consigue a través de la desaceleración de los cohetes, Rom cuenta con unos dispositivos internos que le permiten localizar deformaciones espaciales (pliegues topológicos en el continuo espacio-temporal que permiten los "saltos" a través de las vastas distancias interestelares).

La armadura de Rom puede soportar temperaturas desde los 4500 grados a los - 140, y está herméticamente sellada por el procedimiento del vacío, siendo de una sola pieza incluídas las articulaciones. 

Esta armadura puede soportar impactos de bala, incluso de artillería pesada, y puede soportar presiones equivalentes a los efectos de una explosión de 450 kgs de TNT a una distancia de 30 metros, sin recibir ningún daño ni deterioro de sus funciones.

Los órganos naturales de Rom en el interior de la armadura fueron incrementados por unas microfactorias que podían reparar cualquier mal funcionamiento en un circuito dañado. La forma cyborg de Rom fue diseñada con numerosas localizaciones de programas redundantes para impedir que pudiera perder sus diversas capacidades por daños o disfunciones.

Rom hace uso de dos armas, la primera es su Analizador de Energía, es su medio principal de detectar la presencia de los multiformes Fantasmas. Así, cuando Rom sospecha de la presencia de los Fantasmas, retira el Analizador de su depósito en el hiperespacio, y comprueba a los supuestos Fantasmas. 

El Analizador emite un rayo de ondas de alta frecuencia que le permite detectar la estructura molecular de cualquier objeto o ser vivo al que se le dirija, para detectar a los Fantasmas, el Analizador estimula determinados elementos extraños encontrados en los cuerpos de los alienígenas, haciendo que estos emitan frecuencias de radio que son percibidas por los sensores visuales de Rom, lo que permite al Caballero del Espacio reconocer a un Fantasma tenga la forma que tenga.

Aunque la principal arma de Rom es el Neutralizador, el dispositivo más potente que se ha desarrollado en Galador. La función primordial de este arma es neutralizar cualquier campo de energía que encuentre. 


El Neutralizador fue diseñado como un medio para derrotar a los Fantasmas sin tener que matarlos, por eso, cuando se enfoca con el Neutralizador a un Fantasma, el arma emite un rayo de fuerza tan intenso que neutraliza toda la energía del alienígena. 

Esta ruptura en el campo de energía provoca una grieta trastemporal que se abre entre nuestra dimensión y el reino llamado Limbo, entonces el Fantasma es absorbido hacia dicho reino.

La energía necesaria para neutralizar a un fantasma no es el máximo nivel de energía que puede obtenerse, el Neutralizador a su plena potencia podría matar a un Fantasma al interrumpir todas sus funciones vitales, pero Rom siempre se ha mostrado contrario a usar ese método. 

Rom tan solo tiene que pensar en el nivel de energía que desea y los impulsos cibernéticos de su armadura programan el calibre del arma, a baja potencia el Neutralizador es capaz de neutralizar los efectos nocivos de la contaminación, y calibrado a una mayor potencia podría matar a un ser vivo suprimiendo su fuerza vital. 

Rom nunca utiliza su arma contra humanos, ya que estos no pueden ser transportados al limbo, porque su psique no soportaría los efectos del Neutralizador, entonces el humano o moriría o perdería la mente. 

Debido a su enorme potencial para la destrucción, el Neutralizador está equipado con varios dispositivos de seguridad que garantizan que nadie excepto Rom pueda utilizar su poder, cualquier dispositivo que se utilice para activarlo sin los patrones de pensamiento de Rom, será inmediatamente destruído por el propio Neutralizador.

Creado por Bill Mantlo / Sam Buscema.
Año 1979.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes