4 may. 2017

Starhawk / Halcón Estelar [Stakar Ogord].


Historia.

El ser que seria conocido como Stakar es el hijo de Quasar, Protector del Universo en la Tierra-691, y Kismet, una humana creada artificialmente. Mientras la Tierra estaba en la Guerra de los Mundos contra unos supuestos marcianos, Quasar se aparto temporalmente de la guerra para llevar a su mujer, Kismet, que estaba embarazada de su primer hijo al planeta-convento Vespero, para que pudiera dar a luz en paz. 

Pero de vuelta a la Tierra, la teleportacion de Quasar fue saboteada por Era, el hijo demente de Eón (el mentor de Quasar), y Quasar murió al ir a parar al punto de colisión entre el Universo de materia y antimateria. Como siguiente parte de su plan, Era rapto al hijo recién nacido de Kismet y lo teleporto a una jarra en un edificio abandonado en la zona mutante de Arcturus IV.

Stakar fue encontrado por los Saqueadores de Arcturus, que le salvaron de ser devorado por dos mutantes. Fue rescatado por el soldado Ogord, que se lo llevó con su familia, su mujer Salaan y su hija Aleta. Stakar, al contrario que su hermana adoptiva no se dedicó a entrenar para ser un gran soldado si no que desarrolló su intelecto, descubriendo incluso que era un niño adoptado.

Llegado un día Stakar decidió penetrar en las ruinas que había cerca de su hogar, prohibidas por su padre. Allí encontró una estatua del Dios Halcón, (en realidad el verdadero Dios Halcón, transformado en estatua como castigo siglos antes) descubriendo que las ruinas eran un antiguo templo. 

Stakar descubrió que Aleta le había seguido hasta allí, pero, cuando Ogord y una patrulla de soldados se aproximaban a la zona, Aleta tiró al suelo el casco que Stakar estaba investigando, siendo absorbida por él. 

El espíritu de Aleta se introdujo en la estatua enloqueciendo, pero Stakar fue en su busca, introduciéndose también en la estatua. La unión de ambas esencias vitales provocó una explosión y dio como resultado a Halcón Estelar, un ser combinación de ambos. 

En su forma masculina de Halcón Estelar era similar a Stakar pero, en ocasiones cambiaba a su forma femenina, Aleta. Ogord intentó convencer a Halcón Estelar de que se uniese a su ejército pero Stakar renegó de su padre.

Las propiedades especiales de la existencia compartida de Halcón Estelar, así como sus poderes lumínicos, permitieron a la pareja coexistir durante mil años, así como tener tres hijos reales, que eran cuidados por el que no controlara a Halcón Estelar, normalmente Aleta. Además, mientras Stakar era Halcón Estelar, podía predecir ampliamente el presente y el futuro, siendo "El-Que-Sabe" (en realidad gracias a un bucle temporal).

Guardianes de la galaxia de los 70s,
aunque en la foto falta Aleta Ogord.

Halcón Estelar manipuló los eventos que causaron la creación de los Guardianes de la Galaxia. Halcón Estelar se apareció a los Guardianes de la Galaxia y a los Defensores cuando estos estaban ayudándoles a expulsar a los Badoon de la Tierra del siglo XXXI. Finalmente, lograron liberar la Tierra de los conquistadores Badoon, y los Guardianes de la Galaxia decidieron explorar la galaxia para salvaguardar la libertad allí donde fueran. 

Halcón Estelar se convirtió en un miembro de los Guardianes de la Galaxia, luchando junto a ellos contra enemigos como el Hombre Topográfico, Karanada o incluso Ogord, su propio padre, que había secuestrado a sus tres hijos convirtiéndole en vampiros psíquicos para matar a Stakar. 

Sin embargo, la absorción de la fuerza vital de Halcón Estelar fue demasiado para ellos y los niños comenzaron a envejecer rápidamente hasta convertirse en polvo. A partir de entonces, Aleta desarrolló un odio psicotico hacia Stakar, culpándolo completamente de la muerte de sus hijos.

Más tarde Halcón Estelar y el resto de los Guardianes lucharon contra el criminal cyborg Korvac y sus secuaces con la ayuda de Thor. Cuando Korvac huyó hacia el siglo XX, los Guardianes de la Galaxia le siguieron. Una vez en el pasado, Halcón Estelar, con la forma de Aleta, se acercó a Korvac, ahora convertido en el omnipotente Enemigo. 

Michael, el Enemigo, reconoció a Halcón Estelar, y le derroto, quitandole la memoria de lo sucedido. Poco después, los Guardianes se encontraron con los Vengadores y, juntos, lucharon contra el Enemigo. Halcón Estelar y el resto de sus compañeros murieron en el combate, pero fueron revividos por Korvac antes de morir él.

Los Guardianes de la Galaxia permanecieron un tiempo en el siglo XX tras esto, quedándose en la Mansión de los Vengadores, lo que les llevó a tener una autorización oficial del gobierno para permanecer allí, lo que les dotó de pertenencia honorifica a la organización. 

Mientras estaban allí, Vance Astro cambió la historia al hablar con su yo pasado, haciendo que el presente divergiera del futuro del que ellos procedían (aunque otras pruebas sugieren que el presente ya había divergido anteriormente) Además, 

Halcón Estelar/Aleta ayudó a Dragón Lunar, Cosa y Kismet a encontrar el cuerpo de Adam Warlock en la Contra-Tierra. Los Guardianes volverían al siglo XX no mucho después, mientras perseguían por el tiempo el poder que antiguamente tenia Korvac. 

Debido a la importante aportación que Aleta hizo al grupo al detener a la última encarnación de Korvac, y a que Aleta cada vez se mostraba como una entidad aparte de Halcón Estelar, fue nombrada miembro de los Guardianes de la Galaxia.

Tras esto, Yondu encontró en uno de sus libros sagrados una imagen del legendario escudo del Capitán América, y Vance convenció a los Guardianes para que se embarcaran en la búsqueda del escudo siguiendo lo que decía el texto. Durante la búsqueda, se ganaron la enemistad de la raza conquistadora de los Stark, basada en la tecnología del héroe del siglo XX, Iron Man. 


Durante la batalla contra los Stark, Halcón Estelar recibió una descarga de energía en el momento en el que hacia la transformación a Aleta, que logró separar a ambas entidades. Aleta, ahora una entidad independiente, rechazó completamente a Halcón Estelar, frustrado al no haber previsto la variante.

Finalmente, los Guardianes encontraron el escudo en un mundo controlado por un Ordenador Principal, que obligó a los Guardianes a enfrentarse a un grupo rival, Fuerza, por el control del escudo. Aunque Halcón Estelar venció a su enemigo, sufrió una derrota moral cuando Aleta demostró ser incapaz de perdonarle la muerte de sus hijos. A pesar de que Vance Astro consiguió finalmente el escudo, Martinex sufrió graves heridas, y Halcón Estelar se dispuso a curarlo mediante una transfusión de su energía. Mientras transcurría el proceso, Halcón Estelar le contó su origen y el secreto de su presciencia: 

En algún momento del futuro, su yo del futuro viajara al pasado y trasplantara su mente a la de su yo recién nacido, pasandole así todos los recuerdos de su vida en un posible futuro alternativo, y así sucesivamente. Por tanto, sabe el futuro porque ya lo ha vivido incontables veces, pese a que cada vez hay variantes. También le avisa que en un momento en el futuro le echaran del grupo por algo que hará.

Halcón Estelar ayudó a resolver la situación en Asilo despertando el Fénix durmiendo en el planeta, y asegurándose de su fusión con Giraud de Asilo para crear un avatar Fénix manejable, mientras el resto del grupo liberaba a la población de la tiranía de Rencor. 

Pero poco después los Guardianes de la Galaxia se enfrentarían al Espíritu de la Venganza, que los confundió con esbirros de la Iglesia de la Instrumentalidad e intentó destruirlos. Halcón fue herido de gravedad por el Espíritu, y la única manera que tuvo de curarse fue obligar a Aleta a volver a fundirse con él, en contra de su voluntad, a mitad del torneo para elegir la matrona del Protegido (dios de la Iglesia de la Instrumentalidad), lo que llevó a Malevolencia a ganar el torneo. 

Halcón fue expulsado de los Guardianes como había predicho, y evolucionó hacia una nueva forma oscura, controlado por el Dios Halcón, mientras Stakar y Aleta estaban atrapados dentro.

Este nuevo Halcón ayudó a los Guardianes contra Galactus, y les acompañó en el viaje al siglo XX para realizar ataque preventivo contra los Badoon, para impedir que se repitieran las masacres de su futuro alternativo. 

Antes de ir al mundo-trono Badoon, se encontraron con los Inhumanos, y se vieron implicados en la Guerra del Infinito, luchando contra la 6º encarnacion de los Señores del Mal, y contra sus propios dobles malignos, en la Mansión de los Vengadores. Mientras los Guardianes de la Galaxia iban a enfrentarse a los Badoon finalmente, Halcón Estelar viajó a Arcturus, donde cerró el ciclo existencial de Stakar, mandando su mente a su cuerpo de cuando era un recién nacido, dando lugar así a una nueva iteracion de su existencia.

Sylvester Stalonne interpreta
a Starhawk en Guardianes de la galaxia 2 (2017).

Pero debido a una anomalía cronologica, una sacudida temporal, la versión madura de este nuevo Stakar/Halcón Estelar acabó en la linea temporal de donde había venido, de manera que coexistía con la Aleta/Halcón Estelar de su existencia anterior. Al encontrarse, ambos Halcones Estelares lucharon, cada uno con unas intenciones distintas, hasta que su patrón, el Dios Halcón, apareció, y para que no le avergonzasen mas delante del resto de entidades cósmicas, acabó uniendo sus manos para que aprendieran a convivir, y desapareció. 

No teniendo mas remedio, colaboraron para viajar al pasado y destruir la divergencia temporal que causó la sacudida, arreglando el presente de los Guardianes. De vuelta al siglo XXXI, se vieron envueltos en un conflicto entre entidades cósmicas como el Todopoderoso, el Protegido, Mefisto y Malevolencia. Pronto, el conflicto escaló, y abarcó a las entidades cósmicas mas poderosas, que acabaron poniendo orden. 

Por su parte, el Dios Halcón decidió solucionar la situación, perdonando a sus protegidos y solucionando sus problemas: Ambos tendrían libre albedrío, Stakar sería el único Halcón Estelar, y Aleta seria humana, aunque mantendría sus poderes. 

Halcón Estelar seria finalmente perdonado por Aleta, que volvería con los Guardianes. Stakar, por su parte, descubrió que lo que el creía sobre sus padres era falso (el creía que era hijo de dos mutantes arcturianos), y se marchó a buscar a sus verdaderos padres.

Durante la búsqueda, recurrió a Estela Plateada, actual poseedor de las Bandas Cuanticas, para saber la verdad. Gracias a sus poderes cósmicos, Estela logra quitárselas, y Halcón Estelar se las pone, descubriendo la verdad sobre sus padres. Tras devolver las bandas, sigue los pasos de su padre, y llega al límite con la antimateria donde murió su padre, y es aparentemente también destruido. 

Al haber sido portador de las Bandas Cuánticas, Halcón Estelar viaja a la Sala Blanca, donde reposan las esencias de todos los portadores de las Bandas, y finalmente conoce a su padre, y la verdad sobre su nacimiento. Halcón Estelar sale de la Sala Blanca (al estar hecho de energía, no había muerto realmente), y se dirige a Vespero a conocer a su madre. Cuando por fin se encuentran madre e hijo, aparece Era, revelándose como la mente maestra detrás de todos sus problemas, tras haber matado a su padre y haberle suplantado desde entonces. 

Halcón y Kismet logran hacer huir a Era, y se les aparece el Dios Halcón, explicando que creó a Halcón Estelar para esto, para impedir que Era provoque la Guerra de los Seres Cósmicos que destruirá el Multiverso. Halcón Estelar y Kismet partieron a la caza del asesino de su padre y marido, con la bendición del Dios Halcón, aunque el resultado de la búsqueda aún no ha sido revelado.


Poderes y habilidades.

Starhawk está hecho completamente de luz. A veces gracias a los poderes de Aleta se solidificó y podía llegar a levantar hasta 2 toneladas. Su cuerpo esta hecho de energia pura, y puede usar sus habilidadespara volar a la velocidad de la luz, percibir extrasensorialmente las pautas y fluctuaciones de energía, y manejar campos lumínicos o electromagnéticos. 

En el pasado, cuando ha compartido forma con Aleta, podia generar energía sólida, además de poder cambiar de una forma a otra, y mantener un enlace mental entre ambas entidades. Ademas, Halcón Estelar tiene los recuerdos acumulados de una infinidad de vidas anteriores, al estar atrapado en un bucle infinito con ligeras variantes, de manera que puede predecir lo que esta pasando o va a pasar gracias a sus recuerdos de haberlo vivido antes. Desgraciadamente, en cuantas más variantes ocurren en una iteracion del bucle, más difícil se hace de predecir, y en la última iteracción conocida, se ha vuelto imposible.

Creado por Steve Gerber/Sal Buscema.
Año 1975.

0 comentarios:

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes